TAG Heuer CARRERA Heuer-02T

Seis meses después del lanzamiento del TAG Heuer Carrera Heuer-01, el modelo vertebrador de una nueva colección de cronógrafos de la firma con estilo propio y muy contemporáneo, presentamos aquí el TAG Heuer Carrera Heuer-02T, un cronógrafo automático con la certificación COSC y dotado de un  flying tourbillon de titanio y carbono. El TAG Heuer Carrera Heuer-02 T es el símbolo de la continuidad de las inversiones y de la creatividad de TAG Heuer, que es, desde su fundación en 1860, una marca de vanguardia (Swiss Avant-Garde since 1860), y que lo seguirá siendo. Es nuestro espíritu, nuestra cultura y nuestra filosofía «vanguardista».

TAG Heuer CARRERA Heuer-02T CAR5A8Y.FC6377

Este modelo, símbolo del lujo accesible que tanto gusta a TAG Heuer, se suma a la creación de un nuevo segmento de Alta Relojería con precios asequibles. Este reloj es un símbolo de tecnología, de alto nivel de calidad, de altas prestaciones, de maestría de la manufactura, de perfecto dominio de los procesos industriales y de los costes de fabricación, y todo ello le permite ser el único cronógrafo automático COSC Tourbillon de la industria suiza que se sitúa por debajo de los 15 000 CHF. La versión Black Phantom se ofrece a un precio de 19.900 CHF en edición limitada de 250 unidades numeradas.

El desarrollo se ha tomado directamente del ADN del cronógrafo CH-80 para interpretar dos de las complicaciones más célebres de la relojería tradicional: el cronógrafo (una de las grandes especialidades de TAG Heuer) y el tourbillon, un placer para la vista. Con 4 Hz y 28 800 alternancias/hora, el principal reto técnico ha sido alojar en un único espacio, el barrilete, las funciones del cronógrafo, el mecanismo de cuerda automática y el tourbillon volante en un diámetro de 32 mm con una separación máxima de sus contadores para ofrecerle un buen equilibrio visual y moderno.

TAG Heuer CARRERA Heuer-02T Black Phantom

El marco industrial se ha desarrollado para optimizar el montaje en los talleres de la planta TAG Heuer de Chevenez. Alberga un tourbillon ligero fabricado a mano por cuatro relojeros e inspirado en el tourbillon del Monaco V4, cuyas partes centrales son de titanio y la parte superior, de carbono. Posee una gran reserva de marcha, para un  tourbillon de más de 65 horas.

Todo el trabajo de montaje, ensamblaje y ajuste se realiza manualmente. Los principales componentes se fabrican en los talleres de la Manufactura TAG Heuer. El muelle espiral del volante del tourbillon se produce en los talleres de nuestro socio suizo Atokalpa.

Cada reloj se ha sometido a un protocolo de un total de 21 días de pruebas. Cada movimiento ha sido certificado por el Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC), que garantiza una precisión cronométrica llevada al más alto nivel de exigencia.

El movimiento va alojado en una caja de nueva generación. Es de titanio Grado 5, ligera y más resistente a los golpes, y con una original construcción modular en doce elementos. Este diseño abre un amplísimo campo de posibilidades al poder combinar una infinidad de materiales, colores y acabados. El conjunto se completa con una correa de piel de cocodrilo negro cosida sobre caucho que ofrece un aspecto deportivo y con clase, muy del estilo TAG Heuer. Hermético hasta 100 metros.

TAG Heuer CARRERA Heuer-02T

Referencias: CAR5A8Y.FC6377 (edición no limitada). CAR5A8Z.FC6377 (Black Phantom – edición limitada de 250 unidades numeradas).

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.