TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronographe Day-Date «Nismo»

TAG Heuer se asocia con el fenómeno Nissan GT-R LM NISMO: diseño de vanguardia y lo acompaña con el reloj de edición especial Carrera Calibre 16 Chronographe Day-Date «Nismo». Tras 16 años de ausencia, Nissan vuelve con un coche revolucionario, un desafío tecnológico. Un coche increíble de diseño diferente, un monstruo de más de 1000 CV de tracción híbrida delantera equipado con un motor V6 de 3 litros biturbo. El único con un motor así en 2015, ya que todos los demás son de propulsión; lo nunca visto desde 1997.

TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronographe Day-Date «Nismo»

Un vehículo inscrito en la categoría reina (LMP1) de los grandes prototipos, un concentrado de tecnología con su sistema de recuperación de energía cinética, ultraexigente en términos de desarrollo. Se utilizarán tres ejemplares de este coche que conducirán 9 pilotos por relevos. Tres de ellos, Lucas Ordóñez, Jann Mardenborough y Mark Shulzhitskiy, proceden de la Nissan Academy, la «escuela » de conducción que recluta a partir de un juego de la Playstation. 

Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer y presidente de la división de relojes del grupo LVMH, explicó: «Queríamos innovación, audacia y valentía para volver a la pista de Le Mans. Nissan NISMO es el competidor perfecto, un pionero en cuanto a tecnología del automóvil y a su modo de comunicación, en particular con los jóvenes, con una presencia masiva en las redes sociales.  Observe este coche: es potente, diferente y destaca sobre los demás. Se trata de une imagen excelente de nuestra campaña #DontCrackUnderPressure». 

Darren Cox, Global Head of Brand, Marketing & Sales de NISMO, apuntó: «Nos sentimos muy orgullosos de haber sido elegidos por TAG Heuer. La marca es sinónimo de vanguardia y éxito en Le Mans y haremos todo lo que esté en nuestras manos para perpetuar la tradición. Es fantástico contar con ellos». 

EL RELOJ Serie especial TAG Heuer Carrera Calibre 16 Chronographe Day-Date «Nismo»: 43 mm, deportivo –negro con bandas antracita y rojas en la esfera–, de titanio pulido con chorro de arena revestido de carburo de titanio, material extremadamente resistente y más ligero que el acero. Este reloj está equipado con el famoso calibre 16, conocido por su fiabilidad y robustez. El bisel de cerámica es irrayable, con un taquímetro para medir la velocidad media; el cristal de zafiro abombado cuenta con un doble tratamiento antirreflejos; el fondo está adornado con un calcado Nissan NISMO. La correa de piel de aligátor mate Soft Touch tiene un pespunte rojo. El reloj es hermético hasta 100 metros.

Podría decirse que toda la familia TAG Heuer se encuentra en la salida de la más mítica de las carreras automovilísticas de resistencia: 

  • con el Team Nissan NISMO y su increíble bólido híbrido en LMP1 (la categoría reina);
  • en la muñeca de Patrick Dempsey con su equipo Dempsey Racing en GTE Am;
  • y con sus dos «Friends of the Brand» (amigos de la marca), el chino Ho-Pin Tung y el indio Karun Chandhock, ambos en LMP2.

Nada sorprendente, ya que desde los años 70 con Ferrari, y por supuesto Steve McQueen con su Monaco en la película de culto LE MANS, la historia de TAG Heuer ha estado íntimamente ligada a la de este circuito casi cada año y, con frecuencia, hemos visto a la marca en el podio.

Comentar