RM 56-02 Sapphire Tourbillon de RICHARD MILLE

En Richard Mille, el hecho de completar un gran desafío nunca es una razón válida para quedarse quieto y ser complacientes. La introducción del reloj RM 056 Sapphire Tourbillon Split Seconds Chronograph hace tres años, fue un hito de la relojería, un gran logro técnico; nunca antes se había conseguido un diseño de caja tan compleja para un movimiento tan intrincado, fabricada en zafiro puro. Ese debut fue seguido por el reloj RM 56-01, que puso el listón aún más alto con una placa base, puentes y tercera rueda creadas adicionalmente en zafiro. Este año 2014 es testigo del nacimiento de la tercera versión del reloj, el magnífico RM 56-02 Sapphire Tourbillon y su nuevo movimiento, que se inspira en la arquitectura mecánica del RM 27-01 Rafael Nadal y su movimiento de cable suspendido. Al incorporar este diseño de cable dentro de un mundo de zafiro transparente, la máxima expresión de la ingravidez y la transparencia se evoca en el mundo de la relojería extrema.

reloj  RM 56-02 Sapphire Tourbillon de RICHARD MILLE

La placa base del RM 56-02, creado a partir de titanio grado 5, se suspende por completo dentro de la caja del reloj de zafiro usando un cable trenzado de sólo 0,35mm de espesor, tejido dentro de un sistema de 4 poleas en los postes de las esquinas del movimiento y otras 6 poleas colocadas a lo largo de la periferia del movimiento. La tensión del cable está perfectamente controlada por un trinquete en miniatura a las 9. Este sistema de cableado está conectado a un indicador situado por debajo, a las 12, que permite una fácil inspección visual de la tensión del cable, para asegurar que siempre está funcionando dentro de las normas designadas. Nuevas piezas han sido rediseñadas usando zafiro: el puente del barrilete y los puentes centrales y del tourbillon.

La caja tripartita del RM 56-02 se fabrica a partir de bloques de zafiro sólidos por los prestigiosos y altamente especializados expertos de Stettler en Lyss, Suiza, quien tuvo la difícil tarea de crear estas piezas del movimiento y el diseño ergonómico y curvado de la caja Richard Mille. Estos desafíos técnicos y de ingeniería son evidentes cuando se examina la realidad de la creación de algo inimitable como el RM 56-02: son necesarios 40 días, 24/7 de mecanizado continuo para producir una caja, seguida de 400 horas de mecanizado y acabado de los diferentes puentes del movimiento.

La caja del RM 56-02, con protección anti-reflejos en ambos biseles frontales y posteriores, es resistente al agua hasta 30 metros, gracias a la utilización de dos juntas tóricas de nitrilo transparentes montadas con 24 tornillos estriados en titanio grado 5. La correa, parcialmente translúcida, creada a partir de Aerospace nano® por Biwi SA, exclusivamente para Richard Mille, proporciona una capacidad de respuesta sedosa y casi orgánica similar a la piel.

El reloj RM 56-02 será lanzado en una edición limitada de 10 ejemplos en todo el mundo.

Etiquetas:,

Comentar