Relojes de lujo para conmemorar el Año del Gallo del calendario chino

Con motivo del año nuevo chino, regido por el Gallo de fuego, Jaquet Droz presenta cuatro modelos, fruto de una extraordinaria colaboración de los Ateliers d’Art, que celebran el vínculo que une tradicionalmente a China con la Marca de las dos estrellas. El reloj Classico Rooster consigue reunir la excelencia técnica propia de Ulysse Nardin y el arte complejo del esmaltado en un modelo elegante, que conviene a la perfección a los amantes de relojeria, intrépidos y seguros de sí mismo, en búsqueda del éxito. Fiel a una tradición establecida desde hace tiempo, este año Chopard vuelve a dedicar una nueva serie limitada de su reloj L.U.C XP Urushi al Zodíaco chino: el  L.U.C XP Urushi – Year of the Rooster. Perseverando en su diálogo con los coleccionistas y apasionados de la alta relojería, Vacheron Constantin amplía la colección Métiers d’Art La Leyenda del Zodiaco Chino con el signo del gallo.

JAQUET DROZ Petite Heure Minute Rooster J005013216

JAQUET DROZ Petite Heure Minute (Relief) Rooster

Desde su creación, Jaquet Droz no ha dejado de viajar. La Marca de las dos estrellas recorrió las cortes reales europeas y fue una de las primeras en descubrir el Imperio del Medio, en el siglo XVIII, presentando sus creaciones incluso en la Ciudad Prohibida. El gusto por el Oriente y la civilización china ha dejado una profunda huella en Jaquet Droz: las piezas históricas se conservan en la Ciudad Prohibida como testimonio de la longevidad del vínculo que une a la Casa relojera con el país-continente, que se prepara a comenzar el año del Gallo de fuego. Para celebrarlo, los artesanos de los Ateliers d’Arts partieron del emblemático Petite Heure Minute para imaginar dos modelos nuevos, cada uno disponible en dos versiones.

El Gallo de fuego, décimo animal del zodiaco chino, encarna todas las fuerzas positivas: virtud, aptitud para combatir, presencia militar, bravura y sentido de la protección, así como una capacidad única para cantar cada amanecer. Jaquet Droz considera al gallo, un animal que mantiene una relación particular con el paso del tiempo, dentro de la tradición naturalista honrada por el relojero de La Chaux-de-Fonds. Y también se integra en su espíritu poético, en la poesía del Petite Heure Minute, cuya esfera ha sido diseñada para ofrecer una hoja en blanco en la que deslumbrarán los mejores savoir-faire de los Ateliers d’Arts. Este modelo emblemático, que pasó de indicar el paso del tiempo a convertirse en un campo de expresión estética, ha sido el punto de partida para que Jaquet Droz imagine cuatro modelos nuevos en honor al Año nuevo chino.

En dos de los modelos, destaca la pintura en miniatura. Verdadera proeza, esta disciplina, legado de los maestros del Siglo de las Luces, se admira en dos esferas de esmalte Grand Feu, alojadas en cajas de oro rojo de 39 mm y engastadas con diamantes en la versión de 35 mm. En este modelo, asociado a la peonia, la «reina de las flores» que simboliza la renovación primaveral, el gallo se aprecia en el fondo sobre la masa oscilante grabada a mano, realizado en acuarela, como las obras maestras de la caligrafía china. Cada modelo es por tanto único, como un verdadero cuadro miniaturizado en el que vibra el talento del artista. En el lado izquierdo de la esfera, los bambúes anuncian buenas nuevas: un año colmado de juventud, de justicia y de resistencia a la adversidad.

La técnica de la escultura en miniatura realza otros dos modelos exclusivos. Un primer Petite Heure Minute Coq, limitado a 28 ejemplares, combina los volúmenes del oro rojo y su luz inimitable con una esfera en marquetería de jadeíta y nácar blanco grabado a mano en los talleres de Jaquet Droz. Esta obra maestra miniaturizada rinde homenaje a uno de los materiales más emblemáticos de Asia: el jade, símbolo de buena suerte y salud, se usa como regalo para las grandes ocasiones. La esfera es posteriormente patinada y pintada a mano en tonos monocromáticos que realzan cada relieve. El esplendor de este espectáculo evoca tanto el ímpetu de los Ateliers d’Art de Jaquet Droz como el ingenio de la pintura tradicional china. Con este modelo, Jaquet Droz presenta una versión editada en 8 ejemplares que se visten con el brillo particularmente realista de las plumas del gallo pintadas a mano que juega con el resplandor de los diamantes. La delicadeza del amanecer en medio de la bruma, las dimensiones de la montaña y la fragilidad de los pétalos de peonia dibujadas en una paleta de colores que abarca del blanco al negro son realzadas por el brillo de las piedras preciosas. Este trabajo excepcional adorna la masa oscilante en oro grabada, patinada y decorada con un aplique de jadeíta.

JAQUET DROZ Petite Heure Minute Relief Rooster J005024282

Estos cuatro modelos, dotados de un movimiento con escape de silicio de doble barrilete, demuestran en qué medida la pasión y la maestría de Jaquet Droz en el ámbito de los minerales, la escultura y la pintura en miniatura son afines con el diálogo que la Marca de las dos estrellas siempre ha mantenido con China. Asimismo, demuestran que el Año Nuevo, el momento en el que manifestamos nuestras aspiraciones, nunca se aleja del gusto por la tradición.

Referencias: J005003222 (caja oro rojo, 39 mm, esmalte marfil, engaste con diamantes); J005013216 (oro rojo, 39 mm, esmalte marfil); J005023282 (oro rojo, 41 mm, marquetería); J005024282 (oro blanco). Todas son ediciones limitadas de 28 piezas excepto la versión en oro blanco que sólo son 8.

ULYSSE NARDIN Classico Rooster

El gallo, animal dinámico y seguro de sí mismo, domina desde su percha con sabiduría y serenidad. Nada escapa a la mirada afilada de esta criatura observadora, sociable por naturaleza y gregaria. Con una puntualidad probada, el gallo viene embellecer esta pieza de precisión con mucho orgullo!

Última creación de la colección Classico de Ulysse Nardin, el modelo “Año del Gallo” rinde homenaje al estilo extravagante de este animal. El maestro relojero consiguió una interpretación clásica que transmite a la perfección la energía natural del gallo. La escena, realista hasta en sus mínimos detalles, se ha realizado gracias a la técnica ancestral del champlevé, un arte que sólo pocos artesanos dominan y que consiste en grabar las celdas con un buril sobre la esfera directamente y rellenar con el esmalte vítreo. Los colores se obtienen a partir de distintos óxidos metálicos. La pieza se hornea antes de la fundición de esmalte y una vez que baja la temperatura de su superficie, pasa a ser pulida.

ULYSSE NARDIN Classico Rooster

Ulysse Nardin lleva 25 años realizando esferas con tanto realismo gracias a esta técnica de esmaltado. La manufactura de Alta Relojería sigue siendo una de las pocas en seguir con esta tradición y arte secular en los talleres de Donzé Cadrans, que forman ahora parte del grupo Ulysse Nardin.

La colección Classico cuenta con varios modelos esmaltados que muchos admiran y coleccionan. Ulysse Nardin tiene el gran placer de presentar para el año 2017 su nuevo modelo “Classico Rooster”, una edición limitada a 88 piezas en oro rojo de 18 quilates, dotado de un movimiento automático UN-815 y de un cronometro COSC.

Referencia 8152-111-2/ROOSTER. Edición Limitada a  88 piezas.

CHOPARD L.U.C XP Urushi – Year of the Rooster

El año nuevo chino, que comienza el 28 de enero de 2017, está situado bajo el signo del Gallo de Fuego Yin, el motivo de una excepcional esfera de laca, realizada según la tradición ancestral del Urushi. Fabricada a mano en Japón por un maestro lacador, esta obra de arte aplicado viste al nuevo y distinguido reloj L.U.C ultra plano.

Chopard dedica cada año una serie limitada de relojes L.U.C XP al Zodíaco chino, reuniendo en su seno tradiciones suizas, chinas y japonesas. Suiza está representada por la manufactura L.U.C de Chopard y su movimiento ultraplano de prestigiosos acabados. Japón despliega su saber hacer en materia de laca preciosa enriquecida con marquetería de nácar. Y por último, China expone su cultura mediante la iconografía del gallo, que se representa sobre la esfera del nuevo L.U.C XP Urushi – Year of the rooster

El gallo es un mensajero divino que anuncia el día y cuyo canto hace huir a los demonios. Signo de tierra, por definición es sincero y franco, cualidades por las que se distingue a los nativos de este signo. Llenos de recursos y muy vivos, se dirigen por naturaleza hacia profesiones relacionadas con la capacidad de diagnóstico y el mantenimiento del orden. Pleno de energía y belicoso, el gallo tiende a actuar y a ser perseverante. Sobresale en las artes oratorias y prodiga de buen grado sus consejos… a pesar de que él, por su parte, no suele escuchar los de los demás, de quienes desconfía. 

CHOPARD L.U.C XP Urushi – Year of the Rooster

La conservación de una tradición ancestral

En la tradición japonesa, la resina del árbol denominado Urushi se recolecta con destreza, se deja envejecer y se trata para convertirla en una laca. Se aplica mediante una serie de capas extremadamente finas solo en el momento en que la laca ha adquirido la dureza necesaria. El maestro Urushi inserta una serie de minúsculas piezas de nácar talladas a medida, que aportan su iridiscencia y su resplandor a la esfera del L.U.C XP Urushi Year of the Rooster. El animal está representado en toda su majestad, con la cabeza alta y el plumaje henchido, teniendo como fondo el amanecer. A su lado, unos gladiolos, ocho, número talismán, que simbolizan la suerte.

Estas técnicas exigen una extraordinaria minuciosidad. Solo las domina una serie de  maestros aguerridos por el tiempo. Dedican su vida al perfeccionamiento de su arte, y todos y cada uno de sus gestos están dedicados a alcanzar la máxima excelencia. Estas virtudes son el resultado de una ética del trabajo bien hecho que también comparte Chopard. Para la realización de esta preciosa esfera, como en todas las ediciones de los relojes L.U.C XP Urushi, Chopard se ha apoyado en su fiel socio: la casa Yamada Heiando, proveedor oficial de la familia imperial japonesa. Juntos, han contratado los servicios del Maestro Kiichiro Masumura, reconocido como el mejor en su arte. Poseedor del estatus de tesoro nacional humano en Japón, ha concebido y supervisado la realización de todas las esferas, que han sido ejecutadas en persona por el Maestro Minori Koizumi, gran maestro Urushi.

CHOPARD L.U.C XP Urushi – Year of the Rooster

Una mecánica excepcional, producto de la tradición relojera suiza

A esta nobleza procedente de extremo oriente se une una nobleza suiza: la de los relojes L.U.C de Chopard. En efecto, esta esfera excepcional tiene como estuche una caja L.U.C XP. Su delicado bisel, su finura y su reducido diámetro la convierten en una pieza de alta factura que transmite y hace destacar la labor de los artistas japoneses. Además, también se sirve de la excelencia del calibre L.U.C 96.17-L.

Extremadamente fino, y sin embargo de carga automática, este movimiento de alta relojería utiliza la técnica del micro-rotor. Este último está fabricado en oro de 22 k y se encuentra integrado en la parte superior del movimiento, a fin de conciliar delicadeza y practicidad. Dotado de dos barriletes, para una duración de la marcha considerable, 65 horas, este calibre está acabado según los más altos estándares de calidad estética. Biseles achaflanados y pulidos, tornillos pulidos, puentes adornados con Côtes de Genève, también son el fruto de una iniciativa exigente y concebida a largo plazo, que se encuentra en el corazón del espíritu de la manufactura L.U.C y que consiste en alcanzar lo mejor, con constancia, tanto a nivel estético como simbólico. Una correa de cocodrilo negro cosida a mano le aporta el último toque de elegancia, característica de cada uno de los relojes de la colección L.U.C, destinados a los caballeros modernos, a los que les gusta distinguirse por medio de unas obras de arte relojero  con unos detalles únicos.

Referencia 161902-5064. Edición limitada de 88 piezas.

VACHERON CONSTANTIN Métiers d’Art La Leyenda del Zodiaco Chino El año del gallo

Se han creado dos nuevos modelos —en una serie limitada de doce relojes de cada—, distinguidos con el Punzón de Ginebra, que gozan de la excelencia técnica del calibre 2460 G4 y la belleza de los trabajos artesanales.

VACHERON CONSTANTIN Métiers d’Art La Leyenda del Zodiaco Chino El año del gallo

Corte decorativo del papel: a caballo entre la cultura oriental y occidental

La técnica del corte decorativo del papel llamada jianzhi tuvo su origen en China, país con el que Vacheron Constantin ha cultivado una relación especial desde 1845. Este arte popular, que tuvo eco en la cultura suiza a través de su famoso Scherenschnitt, es realzado en la colección Métiers d’Art La Leyenda del Zodiaco Chino, en la cual los maestros grabadores y esmaltadores lo han reinterpretado.

Combinación de trabajos artesanales

El diseño de la hoja que decora la esfera está sacado de la iconografía clásica china y se ha grabado directamente en el metal. El dibujo semi-incrustado destaca sobre el fondo de oro. Se trata de una decoración realizada en varios relieves, con la que se consigue un efecto de profundidad que hace que parezca que la vegetación flota en la esfera.

La siguiente fase es la del esmalte Grand Feu, una técnica ancestral que solo dominan unos pocos artesanos. Al aplicar el esmalte en varias capas, el esmaltador consigue la intensidad deseada del azul o el bronce de la esfera. El dominio del color y de las cocciones a temperaturas de 800 a 900 grados centígrados requiere una pericia que solo se consigue con muchos años de experiencia. El gallo, de platino u oro rosa, está grabado a mano y aplicado delicadamente en el centro de la esfera.

VACHERON CONSTANTIN Métiers d’Art La Leyenda del Zodiaco Chino El año del gallo

Un movimiento con cabida para la creatividad artística

El calibre 2460 G4 concede a las artes decorativas un marco ideal, cediendo el protagonismo al motivo central de la esfera. La hora se indica sin agujas, a través de cuatro aberturas en las que aparecen las indicaciones de la hora, los minutos, el día y la fecha. Las dos primeras son de arrastre, y las otras dos, saltantes, y todas ponen de manifiesto la larga tradición de la casa en el arte de diseñar y desarrollar indicaciones originales. A través del fondo de cristal de zafiro de la caja de platino u oro rosa, se ve la masa oscilante de 22 quilates, que está adornada con el clásico diseño de la cruz de Malta, un acabado al más puro estilo tradicional. De hecho, todas las piezas del movimiento lucen un acabado sofisticado, que cumple los criterios del Punzón de Ginebra, un sello de calidad cuyo representante más fiel es Vacheron Constantin.

Referencias:  86073/000P-B154 y 86073/000R-B153. Serie limitada de 12 relojes de cada referencia, disponibles exclusivamente en las boutiques Vacheron Constantin.

Comentar