RADO HyperChrome Bronze

El cronógrafo automático Rado HyperChrome ahora también está disponible en bronce y cerámica de alta tecnología, dos materiales que fusionan a la perfección lo antiguo y lo moderno y producen un bello contraste. Esta exclusiva edición limitada de solo 999 unidades combina dos materiales idóneos para su uso en el sector de la relojería: el bronce, que desarrolla una bella pátina que marca el paso del tiempo; y la cerámica de alta tecnología, un material ligero y con una excepcional resistencia a los arañazos.

RADO HyperChrome Bronze

El cronógrafo HyperChrome, elegante y deportivo, es el estandarte de Rado dentro de los relojes para lucir a diario y en todo tipo de ocasiones. Este nuevo modelo, el cronógrafo automático de 45 mm de diámetro, conserva la caja de cerámica de alta tecnología resistente a los arañazos (en este caso, de color negro intenso con acabado mate), pero cambia el brazalete de cerámica por una correa flexible de cuero clásico de color marrón. Las incrustaciones laterales y los pulsadores del cronógrafo, ambos elaborados en bronce (la aleación más antigua creada por el hombre), contribuyen a conseguir un armonioso contraste. Las agujas y los índices de color oro rosa hacen juego con el sutil brillo metálico del bronce, mientras que el bisel lleva grabada una escala taquimétrica que aporta funcionalidad.

El color dorado claro que tienen al inicio los elementos de bronce del HyperChrome se va oscureciendo con el paso del tiempo, ya que el material desarrolla una pátina mate única para cada reloj y portador que le confiere un aspecto vintage. A medida que el bronce “envejece”, se oscurece y adquiere personalidad, y produce un bello contraste con las impolutas superficies de cerámica de alta tecnología de la caja. Además, la caja de cerámica conserva todas las ventajas de este material: ligereza, resistencia a los arañazos y propiedades hipoalergénicas.

“La necesidad de contar con materiales verdaderamente auténticos está impulsando a los diseñadores a explorar vías poco convencionales, proponer ideas revolucionarias y regresar a los materiales más primitivos, como la lava o el bronce y otros metales”, señala Lidewij Edelkoort, famosa analista de tendencias. Rado, una empresa relojera suiza conocida por su carácter pionero en lo referente al uso de materiales, ha trabajado siguiendo esta corriente y ha combinado la belleza ancestral del bronce con la cerámica de alta tecnología, un material moderno que es un auténtico logro ingenieril. El resultado es la versión en bronce del cronógrafo HyperChrome: una impactante combinación de lo antiguo y lo moderno, y un reloj que hace honor al paso del tiempo tanto en su interior como en su exterior.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.