MB&F Legacy Machine 101 en platino

Para tratarse de un reloj de pulsera de tamaño clásico —40 mm—, el Legacy Machine 101 (LM101) cubre mucho terreno. O para ser más precisos, cubre mucho tiempo: más de 100 años entre inspiración y realización. El Legacy Machine 101 personifica y resalta lo esencial de un reloj de pulsera: el volante, responsable de regular la precisión; cuánta potencia queda en el muelle real, indicando cuándo necesita cuerda; y, por supuesto, la hora. El LM101 tiene una característica especial más, una que no puede verse: alberga el primer movimiento desarrollado por completo por MB&F en interno.

MB&G Legacy Machine 101 en platino

Visualmente, el LM101 está dominado por su monumental volante suspendido y sus tranquilas oscilaciones que atraen la mirada todavía más. Dos subesferas de un blanco impoluto se sitúan sobre la platina superior del movimiento con finos grabados de rayos de sol. En la parte superior derecha se indican las horas y minutos, claramente legibles, mediante hermosas manecillas de oro azulado, que contrastan con el blanco inmaculado, mientras que el indicador de la reserva de marcha de 45 horas se muestra en una subesfera similar pero más pequeña situada en la parte inferior.

En un aparente truco de magia, el cristal de zafiro que protege la esfera parece invisible, creando la ilusión de que se puede tocar el prodigioso volante que cuelga hipnóticamente de elegantes arcos gemelos. Los arcos han sido fresados a partir de un bloque de metal macizo y se precisan más de cinco horas de pulido a mano para obtener su lustre especular.

Al dar la vuelta al Legacy Machine 101, el cristal de zafiro del fondo —curvo para reducir el grosor de la carrura y, visualmente, el tamaño del reloj— revela el movimiento de exquisitos acabados a mano. Platinas y puentes sensualmente curvos rinden homenaje al estilo de los históricos relojes de bolsillo de alta calidad y atestiguan el respeto por la legitimidad histórica.

Con sus ondulantes côtes de Genève, sus biseles pulidos a mano, sus chatones de oro y sus tornillos avellanados azules, la belleza del movimiento del LM101 no solo es fiel a una era pasada. También anuncia el amanecer de una nueva era, ya que es el primer calibre de MB&F concebido y diseñado por completo de forma interna.

Mientras que el premiado relojero independiente Kari Voutilainen se hizo cargo de las especificaciones de los finos acabados del movimiento y de la fidelidad al pasado histórico, su arquitectura y construcción son 100% MB&F.

Lanzado en un primer momento en oro blanco o rojo de 18 k y a continuación en dos ediciones limitadas «Frost» de acabados escarchados, el Legacy Machine 101 está ahora disponible en una edición limitada de 33 unidades de platino 950, reconocible gracias a su distintiva esfera azul.

Etiquetas:

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.