MB&F Horological Machine Nº 7 «Aquapod»

Maximilian Büsser, fundador de MB&F, recuerda haberse topado con una medusa en la playa durante unas vacaciones en familia. De este episodio, que podría parecer anodino, nació la idea diseñar un reloj acuático, un modelo tridimensional impulsado por tentáculos. Aunque el concepto de la Horological Machine Nº 7 surgió con relativa rapidez, su desarrollo se prolongó durante muchos años. Tantos años que, paradójicamente, la HM8 terminó por salir al mercado antes que la HM7. La HM7 Aquapod se presenta en dos versiones: una con 33 piezas de titanio de grado 5 y bisel azul, y otra con 66 piezas de oro rojo de 18 k 5N+ y bisel negro.

MB&F Horological Machine Nº 7 «Aquapod»

Motor

Aunque la HM7 Aquapod es un artefacto de lo más moderno, el concepto de movimiento esférico y tridimensional nace con los relojes de bolsillo abombados del siglo XVIII. Mientras que mayoría de los movimientos de relojería se construyen en horizontal, para que el espesor sea mínimo, en el motor de la HM7 los componentes se disponen en vertical. El movimiento de la HM7 se diseñó íntegramente en MB&F.

De abajo arriba, el rotor, el barrilete, los indicadores de las horas y los minutos y el tourbillon volante van montados concéntricamente sobre un eje central. La energía se transmite desde el rotor, situado en la parte inferior, hasta el tourbillon volante, en la parte superior, mediante una serie de engranajes que, a modo de escalera, permiten que el impulso avance de un nivel a otro.

Gracias a esta estructura concéntrica, pueden ubicarse en la periferia del movimiento los indicadores de las horas y los minutos. Ahora bien, ¿cómo se sostienen discos horarios de un diámetro tan grande? Ha sido necesario diseñar un rodamiento de bolas de cerámica de gran diámetro y con un coeficiente de rozamiento muy bajo, que soporta el giro de los indicadores de las horas y los minutos. Los discos, fabricados en aluminio y titanio, son ligeros y rígidos.

La elección del tourbillon volante no es casual: el puente superior de un tourbillon convencional requiere discos horarios más pequeños y, por tanto, menos legibles. El tourbillon volante corona el movimiento y es perfectamente visible tanto de día como de noche, gracias a tres paneles luminiscentes AGT (Ambient Glow Technology) Ultra que lo iluminan desde el interior del movimiento.

Los tentáculos del rotor se fabrican a partir de un bloque macizo de titanio. Debido a su diseño tridimensional y curvilíneo, el mecanizado y acabado de esta pieza, con secciones pulidas y otras satinadas, reviste una gran dificultad. Escondida bajo los ligeros tentáculos de titanio, una pieza de platino, un metal mucho más pesado, garantiza la eficacia del mecanismo de cuerda del motor de la HM7.

Indicaciones

Las horas y los minutos se indican mediante dos discos esféricos de aluminio y titanio, que descansan sobre un rodamiento de bolas de cerámica de gran tamaño diseñado para la ocasión.

Los números y los índices están pintados a mano con Super-LumiNova, lo que los hace perfectamente visibles de noche. Se pintan a mano dada la imposibilidad de imprimir correctamente en superficies curvas tan complejas. 

Caja

La caja de la HM7 Aquapod viene a ser un sándwich tridimensional formado por dos hemisferios de cristal de zafiro ajustados sobre una base metálica. El bisel cerámico unidireccional está ubicado fuera de la caja propiamente dicha. Entre la caja y el bisel, encontramos dos coronas: una a la izquierda, para dar cuerda al movimiento en caso necesario, y otra a la derecha, para ajustar la hora. Debido a su gran tamaño y su diseño ergonómico, resultan fáciles de manejar, incluso con los dedos mojados.

Para fabricar el llamativo bisel cerámico, es necesario grabar los números y los índices con láser, rellenar los huecos con titanio metalizado y, por último, pulirlo todo para lograr un brillo intenso.

La correa, fabricada en caucho apto para uso aeronáutico, subraya el carácter desenfadado de la HM7 Aquapod, que combina igual de bien con unos vaqueros y una camiseta en tierra firme que con un traje de baño en el agua.

Medusa

Las medusas son animales acuáticos. Su cuerpo es gelatinoso y está compuesto mayoritariamente por agua. Las medusas se cuentan entre los animales pluricelulares más antiguos del planeta (su origen es muy anterior al de los dinosaurios). Carecen de cerebro, pero están dotadas de un anillo nervioso muy eficaz. Son sensibles al tacto, tienen visión y pueden navegar.

Son fáciles de clonar: basta con cortar una medusa por la mitad —algo que no recomendamos— para obtener dos individuos genéticamente idénticos. Por si fuera poco, las medusas también han viajado al espacio. En 1991, las medusas transportadas por el trasbordador espacial Columbia consiguieron reproducirse en condiciones de ingravidez.

Las medusas brillan y son espectaculares. Algunas especies utilizan la fosforescencia o la bioluminiscencia para atraer a sus presas o para repeler a los predadores. Los tentáculos luminiscentes son especialmente eficaces, ya que permiten aparentar un mayor tamaño.

Video disponible en el Canal YouTube o en el Canal Vimeo de Nuevos Relojes.

Comentar