LOUIS MOINET Space Revolution

¿Es un doble tourbillon satélite volante o el primer objeto espacial de Louis Moinet? “Dos naves espaciales luchan bajo una cúpula de cristal de zafiro, enfrentándose dieciocho veces por hora: la nave espacial superior completa una rotación en el sentido de las agujas del reloj cada cinco minutos, mientras que la nave inferior gira en la dirección opuesta, completando una revolución en sentido antihorario cada diez minutos. Mientras tanto, dos estaciones espaciales que giran constantemente constituyen una poderosa defensa contra los efectos de la gravedad.

LOUIS MOINET Space Revolution

Para garantizar que puedan flotar libremente en el espacio, las naves pesan apenas 0,5 gramos cada una y están hechas completamente de titanio, con un acabado de color cerámico híbrido aplicado a mano. Su movimiento se puede medir en términos de la velocidad de la luz, casi 300.000 kilómetros por segundo. Las profundidades del espacio se han reproducido insertando una pestaña flotante entre el cilindro y la cúpula de cristal de zafiro.

El mecanismo ideado por Jean-Marie Schaller es completamente original. Inicialmente considerado imposible, su desarrollo requirió más de tres años de investigación. Dada la complejidad de la tecnología involucrada, la posibilidad de un resultado exitoso incluso se puso en duda después de un año de investigación. Hoy en día, esta construcción es una de las más sofisticadas del campo y requiere el mejor cuidado posible por parte de un puñado de relojeros excepcionales. El movimiento consta de dos osciladores, cada uno equipado con un mecanismo diferencial para proporcionar una mayor precisión. Cada reloj tiene más de 470 componentes y seis rodamientos de bolas de cerámica para garantizar la rotación y el equilibrio perfectos de todas las partes giratorias (las naves espaciales, las jaulas del tourbillon y el centro del marco de oro de titanio).

Incluso los mecanismos de cuerda y puesta en hora se distinguen de otros relojes: un selector de funciones integrado en el fondo de caja alterna entre los dos.

LOUIS MOINET Space Revolution

Para complementar el efecto de espacio profundo, la tecnología de vanguardia dota a la esfera de propiedades de absorción de luz, logradas mediante nanoestructuración láser sobre una base de titanio que crea pozos para capturar la luz.

La naturaleza individual de cada reloj ofrece una oportunidad para que Louis Moinet reafirme su identidad como especialista en materiales extraterrestres. Cada reloj de esta edición limitada de ocho es verdaderamente único, gracias al fragmento de meteorito colocado debajo del centro de las manecillas del reloj. Uno es de la Luna, otro de Marte, otro de la roca más antigua conocida del sistema solar; otro más es un fragmento que contiene aminoácidos…

Vídeo disponible en el Canal YouTube de Nuevos Relojes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.