JAEGER-LeCOULTRE Reverso Tribute Gyrotourbillon

El Reverso Tribute Gyrotourbillon, pieza emblemática de la nueva colección 2016, es una obra maestra que expresa con la máxima excelencia los conocimientos especializados y los oficios artísticos exclusivos e inauditos que se practican en la Manufactura Jaeger-LeCoultre. Dotada de un Gyrotourbillon inédito, esta pieza de excepción se presenta en una caja de silueta elegante y distinguida. Sus dos rostros encarnan la sofisticación relojera de Jaeger-LeCoultre; su anverso, íntegramente esqueletizado, es realmente sobrecogedor. Se trata de un modelo producido en platino en una serie limitada de 75 unidades.

JAEGER-LeCOULTRE Reverso Tribute Gyrotourbillon

Jaeger-LeCoultre quería ofrecer a los amantes de los objetos hermosos un reloj extremadamente fino que albergara en su interior la impresionante complejidad del Gyrotourbillon. Por eso, los maestros relojeros de la Manufactura han dedicado todo su talento a crear un movimiento de pequeñas dimensiones. Tanto en altura como en anchura, el Reverso Tribute Gyrotourbillon es un 30% más fino. Para un movimiento con gran complicación, el ejercicio supone un notable virtuosismo. Así, este reloj se inscribe en el linaje del Hybris Mechanica, una colección de modelos fascinantes, altamente técnicos y hermosos, que encarnan el ingenio relojero de los artesanos de la Grande Maison.

Dotado del calibre Jaeger-LeCoultre 179 de cuerda manual, íntegramente concebido y fabricado en la Manufactura, esta creación desvela un nuevo Gyrotourbillon que al efectuar sus rotaciones gracias a un rodaje exterior da la impresión de flotar en el aire. Una inmersión espectacular en una arquitectura aérea. Reducidas a su más simple expresión, las dos jaulas de este tourbillon con volante biaxial efectúan una rotación exterior en un minuto y una rotación interior en 12,6 segundos. Es posible contemplar el muelle espiral realizado a mano en el seno de los talleres de la Casa. La forma semiesférica de este componente llamará la atención de los conocedores, que sin duda apreciarán la dificultad añadida y la precisión necesaria para su fabricación. Este muelle espiral, delicado y exclusivo, es la firma de un saber hacer y un dominio que también se ponen de manifiesto en el volante. Se trata de un Gyrolab, cuya configuración no circular reduce sensiblemente la fricción con el aire. Esta pieza, que adopta la forma de un ancla, símbolo de Jaeger-LeCoultre, constituye un avance determinante y eleva aún más el listón de la precisión relojera.

Por el anverso, el Reverso Tribute Gyrotourbillon desvela una esfera redonda de color blanco con un sutil acabado granallado y agujas dauphines de acero azulado, que evocan una sofisticación relojera practicada en absoluto respeto hacia la gran tradición de la Casa. A la altura de las 11 horas, las miradas distinguen un elegante indicador día/noche. En cuanto al segundero, se lee de una manera inédita gracias a un disco graduado que gira al ritmo del Gyrotourbillon. Una pequeña flecha azul, colocada a su izquierda, permite la lectura. Una decoración guilloché soleada realizada a mano acentúa el refinamiento de este lado anverso, que hace juego con el acabado de la base del reloj.

Al girar la caja, el observador se emociona al poder admirar los interesantísimos detalles del reverso. Como por sorpresa, el dorso del Reverso Tribute Gyrotourbillon revela majestuosamente el arte de los grabadores de la Manufactura. El movimiento está íntegramente esqueletizado y los puentes finamente decorados a mano por los artesanos, lo que confiere a la esfera un aspecto notable. Este trabajo, extremadamente delicado, se conjuga con un gran desafío relojero, ya que las diminutas dimensiones del movimiento exigen un ejercicio minucioso y extremadamente delicado. El segundo huso horario y el Gyrotourbillon destacan entre los trazos finos y gruesos del movimiento esqueletizado. Cuando se explora más a fondo el reverso, se distingue a la altura de las 2 horas un indicador día/noche sobre 24 horas, así como la indicación del segundero pequeño al nivel del tourbillon.

JAEGER-LeCOULTRE Reverso Tribute Gyrotourbillon

Cuando el dedo gira con delicadeza la caja se descubre la base, ligeramente torneada para adaptarse mejor a la forma de la muñeca. Finamente grabado con un guilloché soleado, este espacio deja lugar a una pequeña superficie redonda, lisa y pulida bajo la ubicación del Gyrotourbillon. Permite que las miradas aprovechen plenamente el espectáculo ofrecido por esta gran complicación cuando la caja se encuentra sobre su base.

¿Qué otro hermoso invento podría celebrar mejor el aniversario del icono Reverso? Esta pieza de excepción, que se produce en edición limitada, abre un nuevo capítulo en la historia de este modelo, tan apreciado por los amantes de los relojes antiguos desde 1931.

Etiquetas:,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.