JAEGER-LeCOULTRE Master Memovox Boutique Edition

¡La historia del Master Memovox continúa! Esta noticia no solo deleitará a los apasionados de Jaeger-LeCoultre, sino también a todas aquellas personas que tienen alma de coleccionista o que aprecian los objetos dotados de historia o de una verdadera personalidad. El Memovox, el reloj despertador icónico de la Grande Maison, celebra este año el 60 aniversario de la creación de su movimiento automático. Para celebrarlo, Jaeger-LeCoultre presenta una versión exclusiva destinada a las boutiques, inspirado en el diseño de un modelo de la década de 1970, para dar vida a una interpretación decididamente contemporánea: el Master Memovox Boutique Edition.

JAEGER-LeCOULTRE Master Memovox Boutique Edition

Con su contenido relojero, su historia y su diseño tan particular, este reloj de gentleman no ha dejado de suscitar deseo y emoción.

El aniversario de un calibre icónico

La línea Memovox ha contado con una continua presencia a lo largo de la historia de la Manufactura desde los años cincuenta. Con el tiempo se ha convertido en una auténtica saga que deleita a los aficionados y coleccionistas de relojes Jaeger-LeCoultre.

Con su índice en forma de triángulo, que indica la hora de la sonería sobre un disco móvil, y su doble corona, el Memovox entró en la historia de la relojería desde el momento mismo de su creación. Su legendario Calibre Jaeger-LeCoultre 815 fue el primer movimiento automático dotado de una función despertador firmado por la Grande Maison. Se creó en 1956 y desde entonces ha inspirado a muchos otros. El Calibre Jaeger-LeCoultre 956, que equipa al Master Memovox Boutique Edition, es el descendiente directo del calibre original.

JAEGER-LeCOULTRE Master Memovox Boutique Edition

“La voz de la memoria”

En el corazón de su movimiento y de su diseño destaca la función despertador. Inventada en los años cincuenta, cuando los hombres partieron a conquistar el mundo en pleno impulso del período de posguerra, la memoria mecánica sonora recordaba la hora de despertar, de una cita o de un evento.

Hoy, en la era de la omnipresencia digital, ¿no es acaso un lujo recordar una cita o despertarse con el tintineo mecánico de la sonería de un reloj de pulsera? Sin lugar a dudas, este placer puede calificarse hoy como “de otra época”, pero sigue seduciendo a los apasionados de relojes con carácter.

El mecanismo de despertador, muy fácil de usar, se carga por la corona superior cuando esta se encuentra en la posición neutra. Cuando dicha corona se encuentra en la posición 2, el mecanismo permite ajustar dos funciones: en el sentido contrario al de las agujas del reloj se ajusta la función despertador y se desplaza el disco móvil dotado del pequeño triángulo de indicación característico del Memovox; mientras, en sentido horario se cambia la fecha, la cual desfila tras una ventanilla situada a la altura de las 3 horas. La corona inferior permite dar cuerda al mecanismo y poner en hora el reloj.

Para deleitar todos los sentidos del portador del reloj, los expertos de la Grande Maison prestaron especial atención al sonido de este despertador mecánico, que se caracteriza por su timbre puro. La exigencia constituye uno de los aspectos más importantes del oficio de los artesanos de Jaeger-LeCoultre.

Un diseño vintage sin la más mínima arruga

Para esta edición especial de aniversario del Memovox automático, los diseñadores de Jaeger-LeCoultre se inspiraron en un reloj de 1971, el Memovox Snowdrop. Este modelo inaudito y exclusivo, presenta una esfera de color azul muy cálido y suave, casi gris, que no ha perdido ni una pizca de seducción. Cabe resaltar que, el azul es un color emblemático del Memovox, que en todas las épocas alcanzó un éxito rotundo con este mismo matiz.

Los diseñadores de la Manufactura han respetado las características de la esfera del Memovox Snowdrop. Las agujas bastón recubiertas de material luminiscente evolucionan en torno a una minutería ferrocarril blanca. Esta última diseña la extremidad del disco interior de color azul con acabados soleados que alberga el pequeño triángulo emblemático de la función despertador, que por supuesto también brilla en la oscuridad. Sobre una superficie azul opalina, los índices de tres facetas también están cubiertos de material luminiscente y están rodeados por una minutería ferrocarril azul gris, como en el reloj de 1971. Un último detalle: el logotipo Jaeger-LeCoultre corona la esfera, reemplazando el índice 12. Un hermoso homenaje a un reloj cuyos rasgos no han envejecido.

La caja de acero, con sus acabados cepillados, se beneficia de un diseño contemporáneo y ofrece una gran elegancia a la muñeca. En el dorso, las miradas descubren el fondo íntegramente grabado, que luce la inscripción de la edición limitada de 500 ejemplares. En el centro, el símbolo del “1000 Hours Control” asegura que el reloj ha superado con éxito las 1.000 horas de rigurosos controles de marcha y de fiabilidad.

Para el brazalete, los diseñadores de la Manufactura eligieron un algodón trenzado denominado Trieste, de color azul profundo, con un pespunte azul claro. Su interior de piel de becerro le asegura flexibilidad y un gran confort de uso.

JAEGER-LeCOULTRE Master Memovox Boutique Edition

Una edición exclusiva para las boutiques de Jaeger-LeCoultre

La Grande Maison ha querido ofrecer a este nuevo Master Memovox Boutique Edition un marco a la altura de su exclusividad. Naturalmente, las boutiques Jaeger-LeCoultre son los más hermosos escaparates para ofrecer este reloj en edición limitada. Entrar en una de las casi 90 boutiques repartidas por el mundo es penetrar en la historia de la Marca y en la riqueza de su patrimonio, que se manifiestan a través del universo visual y sensorial de su interior y, sobre todo, de su personal apasionado, que sabe transmitir con fervor la historia de la Maison y de sus colecciones. Los apasionados se sentirán colmados visitando una boutique de la marca, pues allí descubrirán los secretos de Jaeger-LeCoultre y en particular de la línea Memovox.

El Master Memovox Boutique Edition, una sorpresa a la vez insospechada y muy esperada de la Maison Jaeger-LeCoultre, destila ese perfume de exclusividad que promete los más hermosos encuentros.

Referencia Q141848J.

Etiquetas:,

Comentar