Invictus, diseñado en colaboración con Eric Cantona, de HAUTLENCE

Conocida por utilizar enfoques inéditos en la lectura de la hora, HAUTLENCE se alía con Eric Cantona para escribir una nueva página de su historia. Juntos, han desarrollado el primer cronógrafo HAUTLENCE, un modelo bautizado como Invictus, edición limitada Morphos. Fascinado por todas las formas de expresión artística, Eric Cantona comparte con HAUTLENCE una sensibilidad particular en lo relativo al diseño. Fruto de esta asociación impactante, ha nacido un nuevo reloj, diseñado y desarrollado a cuatro manos por Guillaume Tetu y Eric Cantona. Su nombre: Invictus, del término latino que significa «invicto, al que nadie ha superado». Se trata de un nombre audaz, ambicioso, a la altura de los valores que encarna Eric Cantona y el hombre HAUTLENCE, para un reloj que se aleja decididamente de los caminos marcados. Gracias a este nuevo modelo, HAUTLENCE suma un nuevo capítulo a su historia, con la introducción de un movimiento cronógrafo de cuerda automática, para deleite de los amantes de la marca.

Invictus, diseñado en colaboración con Eric Cantona, de HAUTLENCE

El cronógrafo Invictus es una pieza impregnada de poesía y delicadeza. En su esfera presenta el color y los reflejos iridiscentes de una magnífica mariposa azul denominada Morphos. Unas inserciones de nácar sutilmente iluminadas por calcos negros reproducen los motivos de alas de la gran mariposa. La esfera intermedia de zafiro característica de la marca sobre la que parecen flotar los dígitos plateados de las horas confiere profundidad, ligereza y un efecto de ingravidez que combinan a la perfección con la temática de la mariposa. El fondo de la caja está numerado y lleva el nombre «INVICTUS». Un último detalle: incluye la firma de Eric Cantona y su huella digital grabadas, a modo de pase de socio del Gentlemen Rebels Club. Se trata de una edición limitada a 250 ejemplares.

Más allá de las proezas mecánicas y del diseño, en el que ha participado Eric Cantona, la personalidad de quien fue uno de los futbolistas más grandes de todos los tiempos, además de actor y artista por derecho propio, se aprecia sobre todo de forma implícita en la temática de la mariposa. La mariposa, ser efímero por excelencia, simboliza para Eric Cantona la libertad, la despreocupación y el ansia de vivir, ya que es necesario aprovechar cada segundo de una existencia tan breve. Esta relación furtiva con el tiempo hace reflexionar a Eric Cantona, quien afirma que todos, atrapados en un día a día agotador, asociamos el paso del tiempo con el estrés. «¿Es el tiempo el que pasa o somos nosotros los que pasamos?», se pregunta con frecuencia. La mariposa, al contrario, escapa al tiempo, inmortal, siempre despreocupada e invicta.

La mariposa representa también la metamorfosis, el cambio. Es el nexo entre el antes y el después, entre nuestros deseos y su realización, lo que demuestra por su misma esencia que es posible cambiar, embellecer aún más lo que ya existe, siempre que se tenga confianza y se sea fiel a su naturaleza. Una filosofía muy cercana a la de Eric Cantona.

Etiquetas:

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.