GIRARD-PERREGAUX Quasar Infrared

Tras el exito de los modelos Quasar Light y Quasar Azure, Girard-Perregaux presenta un nuevo reloj alojado en una caja de cristal de zafiro con detalles rojos. El modelo Quasar Infrared, con sus tonos rojos, rinde homenaje al Arlo nuevo chino con un color simbolo de energia, vitalidad y prosperidad. Ws alla de los vibrantes tonos del modelo, el reloj juega de maravilla con las formas, sacando partido a la amplia experiencia relojera de la Manufactura. El Quasar Infrared, ademas, ilumina lo invisible, convirtiendo un mero elemento tecnico como los puentes en parte integral del reloj, rasgo pionero propio de Girard-Perregaux desde 1867 con su legendario tourbillon con tres puentes de oro.

Mientras China se dispone a celebrar su Ario nuevo, el optimismo es omnipresente. Con el comienzo del nuevo zodiaco chino, la gente puede reunirse con sus seres queridos, celebrar y esperar tiempos mejores. Girard-Perregaux comparte esta perspectiva tan positiva y, para senalar la ocasion, presenta un reloj especial y unico: el Quasar Infrared. Este modelo se presenta alojado en una caja de cristal de zafiro, un estilo en la relojeria que se ha convertido en marca de la casa.

Un cuasar es un objeto astronomic° masivo y extremadamente luminoso que emite grandes cantidades de energia. Si se observa con un telescopio, recuerda a punto de luz con forma de estrella. La Manufactura ha elegido este nombre para sus creaciones porque, de algun modo, esa palabra recoge las generosas proporciones del modelo, sus formas, su energia y su juego con la luz, ademas de una exclusividad muy reservable. Pero entonces, z.por que anadimos infrarrojo al nombre?

La luz infrarroja es parte del espectro electromagnetic°, aunque es invisible al ojo humano sin dispositivos adicionales. Y, sin embargo, gracias a sus tonos rojos, Girard-Perregaux consigue iluminar lo invisible. En el siglo 19, Girard-Perregaux deja de contemplar los puentes de los movimientos como meras piezas funcionales y empezo a verlos como elementos esteticos. Y, a lo largo de los afios, la Manufactura ha presentado un gran nt:Jrnero de modelos que compartian ese mismo rasgo, con la capacidad de iluminar lo invisible.

Patrick Pruniaux, CEO de Girard-Perregaux, senala: «Querfamos crear un reloj que desprendiera vitalidad y evocara buena suerte y sentimientos positivos. Y en la cultura china, es el color rojo el que convoca esos sentimientos. El modelo Quasar Infrared fusiona los tonos rojos con la transparencia y las formas mas reconocibles de la casa, asi como con su caracteristica ma’s reconocible, los tres puentes. Y, aunque se trata de una creacion moderna, el modelo saca partido a la vasta experiencia de Girard-Perregaux, atesorada a lo largo de mas de 230 anos de historia».

La caja transparente permite a Girard-Perregaux mostrar el arte de la ingenieria de precision, con todos los elementos presentes en el modelo refinados a la enesima potencia.

La caja de zafiro se crea a partir de un Cinico disco de zafiro. Una vez cortado el disco, se fresa y se pule hasta obtener una superficie suave y homogénea, libre de inclusiones. En esta ultima fase se emplean mas de 200 horas de trabajo y centenares de operaciones, con técnicas perfeccionadas a lo largo de mas de dos siglos. Y, aunque la fabricación de las cajas, las asas y la corona sea dilatada, se entiende que la excelencia requiera su tiempo.

Un atributo notable del Quasar Infrared es su maravillosa transparencia, ya que se muestran sin trabas piezas que normalmente están ocultas a la vista. En consecuencia, es imprescindible que todas las piezas se presenten impecables, aunque, gracias a sus 230 años de experiencia, Girard-Perregaux es perfectamente capaz de superar ese reto técnico.

En la base de la esfera se ubica un tourbillon, como si estuviera flotando. Su jaula tiene forma de lira, un diseno historic° que se remonta al siglo XIX. No obstante, esta creacion contemporanea complace a su portador con la vision de los neopuentes, un emblema de Girard-Perregaux inspirado en las estructuras arquitectonicas. Estos puentes, fabricados en zafiro, parecen futuristas, pero mantienen el espiritu del Tourbillon con tres puentes de oro, el legendario reloj de bolsillo de 1867 de Girard­Perregaux. A pesar de la modernidad de este modelo, su acabado a mano tradicional resulta evidente.

La jaula del tourbillon incorpora un sistema de cuerda automática unidireccional que presenta un microrrotor de oro blanco. Con 79 piezas y con un peso inferior a los 0,25 gramos, la minúscula masa de la jaula del tourbillon consume solo una pequeña cantidad de energía, con lo que aumenta la reserva de marcha disponible del movimiento. El microrrotor se coloca intencionadamente tras el barrilete, pues, de ese modo, el movimiento completamente esqueletizado del Quasar Infrared aparece con toda claridad. Las agujas de la hora y de los minutos, de tipo dauphine, incorporan un tratamiento rojo luminiscente. La correa se presenta en los mismos tonos efervescentes, lo que otorga armonía visual a la composición.

El Quasar Infrared se aloja en esfera de vidrio soplado a mano fabricada en Suiza, lo que asegura la coherencia con los orígenes de Girard-Perregaux. Este reloj único esta disponible en la boutique de Hong Kong de Girard-Perregaux, ubicada en K11 Musea.

Precio, 283.000 CHF. Referencia: 99295-43-2004BAHA. Pieza única.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.