First OMEGA Wrist-Chronograph Limited Edition

OMEGA es una compañía de renombre mundial por su historia como pionera en realizaciones exquisitas. Ahora, para su creación más reciente, la firma ha reintroducido una muestra real de la tecnología de su pasado. La “First OMEGA Wrist-Chronograph Limited Edition” es una colección nueva y ambiciosa que está compuesta por solo 18 relojes y cada uno incorpora un calibre 18’’’ CHRO original de 1913.

First OMEGA Wrist-Chronograph Limited Edition

Mediante un proceso especial y laborioso, los preciados calibres han sido cuidadosamente restaurados por los expertos del Atelier Tourbillon de OMEGA y se les dio una nueva vida para ser utilizados dentro de estos nuevos modelos de la Edición Limitada.

La “First OMEGA Wrist-Chronograph Limited Edition” se ha presentado en la “Museum Night” de la firma, celebrada en Bienne, Suiza, el 2 de julio. Además de escuchar a varios oradores muy especiales, los invitados tuvieron la oportunidad de ver por primera vez el nuevo reloj.

Raynald Aeschlimann, presidente y CEO de OMEGA, dijo: “En todos mis años con esta compañía, nunca he visto un proyecto como este. Los movimientos tienen 105 años de antigüedad, pero ahora su historia continúa. La especialización y la destreza empleadas en la restauración son extraordinarias y nos llena de orgullo compartir ahora los resultados”.

En 1913, OMEGA se convirtió en una de las primeras firmas del mundo que manufacturó relojes de pulsera y el admirado calibre 18’’’ CHRO fue fundamental en aquel logro. En el proyecto de hoy, el OMEGA Museum ha desempeñado un papel muy importante, al proporcionar los 18 calibres 18”’ CHRO originales, que fueron recuperados de relojes de su patrimonio depositados en sus cámaras.

First OMEGA Wrist-Chronograph Limited Edition

Para el diseño externo de los relojes de 47,5 mm, OMEGA ha seguido rigurosamente el de un reloj OMEGA de pulsera datado en 1913, con detalles clásicos como la pulsera de piel con remaches y la esfera esmaltada en blanco, con agujas “Empire” y números arábigos silueteados. Este diseño fue un favorito entre el personal militar durante la Primera Guerra Mundial. Especialmente los aviadores se sintieron atraídos por la fácil lectura de la esfera y por los contadores de 15 minutos, que eran ideales para las misiones más arriesgadas. Numerosos ejemplares fueron entregados al Royal Flying Corps y utilizados por varios de los pilotos de guerra y soldados más famosos de la historia.

También se han incluido materiales actuales, como el oro blanco de 18 qt para la caja y el oro Sedna de 18 qt para la corona y el pulsador. El diseño clásico luce también un fondo de trampilla, que puede mantenerse abierto para ver el restaurado movimiento situado bajo un cristal de zafiro.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.