FERDINAND BERTHOUD Chronomètre FB 2RE

En 1770, Ferdinand Berthoud recibe el título de «Maestro Relojero Mecánico del Rey y de la Armada». La Chronométrie Ferdinand Berthoud celebra el 250º aniversario de este acontecimiento y presenta una nueva colección inspirada en el Reloj Marino N°6: El Chronomètre FB 2RE. Este nuevo reloj reinterpreta la arquitectura y el diseño de aquel Reloj Marino.

Una nueva caja modular

La caja del Chronomètre FB 2RE recupera la forma de aquellos Relojes Marinos y esta construcción en módulos.  El movimiento está instalado dentro de un contenedor cilíndrico de oro de 18 quilates sumergible a 30 metros. Las asas, realizadas en una sola pieza, cortas y pronunciadas, están sólidamente fijadas a la caja mediante unos pernos estilizados y permiten al Chronomètre FB 2RE abrazar la forma de la muñeca.  

Una gran ventana panorámica está situada en la línea de la carrura a las 10 horas dentro de un marco atornillado y permite observar la arquitectura en pilares del movimiento, así como el barrilete y su cadena.

La caja redonda de 44 mm de diámetro y 14 mm de grosor está realzada por un bisel curvo sobre el que esta encajado un cristal de zafiro cóncavo, abombado y con tratamiento antirreflectante. El fondo de la caja también está provisto de un cristal de zafiro que permite admirar la incomparable belleza del movimiento.

El gran diámetro de la corona moleteada permite un agarre cómodo que facilita la carga del movimiento. Integrada en la línea de la carrura por un protector de corona desplazado y atornillado, la corona dispone de un sistema dinamométrico que se embraga en el momento en que el barrilete está completamente armado

El oro utilizado en la fabricación de los cronómetros FB 2RE es el resultado del criterio ético instaurado por Karl-Friedrich Scheufele, presidente y fundador de la Chronométrie Ferdinand Berthoud, en Chopard, Casa de la que también es copresidente.

El Chronomètre Ferdinand Berthoud con remontoir de igualdad FB 2RE está disponible en dos ediciones limitadas y numeradas de 10 ejemplares: de oro rosa de 18 quilates con esfera de esmalte negro y de oro gris de 18 quilates con esfera de esmalte blanco.

Una esfera de esmalte tradicional

Para facilitar la lectura de las horas y los minutos durante los viajes por mar, Ferdinand Berthoud había creado para su Reloj Marino Nº 6 una esfera a dos niveles provista de dos tipos de graduaciones: en el centro las indicaciones de las horas en números romanos y los minutos en números árabes situados en el contorno.  

La construcción de la esfera del Chronomètre FB 2RE sigue este mismo principio añadiendo una complejidad suplementaria: su realización en esmalte grand feu. Esta esfera está formada por dos elementos: el primero, abombado, situado en la periferia y destinado a recibir las escalas de lectura y el segundo, en el centro y a un nivel más bajo, es un medallón plano. Los dos están realizados en esmalte grand feu, que requiere numerosas pasadas por un horno especial a una temperatura de 800°C. Su base es de acero no magnético, una elección que exige un perfecto respeto de las temperaturas y un tiempo de cocción preciso para evitar cualquier deformación, pero que permite evitar el sobreespesor ligado al tradicional contraesmalte.  

Las inscripciones que se encuentran en la esfera también están realizadas en esmalte pintado, lo que conlleva una pasada adicional por el horno. Números romanos para las horas, números árabes para los minutos y una vía férrea para la minutería coexisten con las inscripciones de la marca y la mención al origen  « Chronomètre Val-de-Travers Suisse ». La esfera de la referencia FB 2RE.1 está realizada en esmalte blanco con inscripciones de color negro, mientras que la esfera de la referencia FB 2RE.2 exhibe un esmalte negro profundo con las inscripciones en blanco.  

Unas agujas personales

Para las horas y los minutos, el Chronomètre FB 2RE está provisto de unas agujas en forma de espada de oro de 18 quilates, cuya forma recuerda a la de las agujas del Chronomètre FB 1. La de las horas, más corta, permanece al nivel de la placa central de la esfera. La de los minutos destaca por la prominencia que exhibe en el medio y se alarga hasta la base de la minutería. Tallado en titanio y enormemente delicado, el segundero solo pesa 0,01 gramos. Esta ligereza permite aliviar la carga sobre el mecanismo del remontoir de igualdad.

Y, por último, en la parte posterior del movimiento, a través del amplio fondo de zafiro, se puede admirar la aguja de la reserva de la marcha de oro de 18 quilates en forma de flecha, azulada mediante CVD.

Puentes y pilares

El calibre FB-RE.FC está construido según una arquitectura única en la relojería contemporánea y propia de la Chronométrie Ferdinand Berthoud. Sus órganos están implantados de manera simétrica, legible y clara, como si el orden que reina en su funcionamiento se expresara a través de la elegancia de su equilibrio visual. Este movimiento de carga manual presenta 26 puentes sostenidos por 10 pilares de acero que encierran los órganos mecánicos. Esta construcción es característica de los cronómetros marinos de Ferdinand Berthoud fabricados en el siglo XVIII.  

De este siglo tan importante para la innovación, la Chronométrie Ferdinand Berthoud ha tomado también la forma tan particular de los puentes. Están formados por una parte plana y atornillada que se prolonga en un cuello en voladizo que le proporciona una forma de escalera típica de las construcciones relojeras de la época.  

Cadena y huso

El calibre FB-RE.FC es uno de los poquísimos que presenta una transmisión mediante huso-cadena que permite obtener una fuerza constante al escape. Actúa como una caja de desmultiplicación automática. De hecho, según el nivel de carga, el par suministrado por el barrilete varía. Cuando el movimiento está totalmente cargado la cadena se encuentra completamente enrollada sobre el pequeño diámetro del huso. Entonces el resorte del barrilete dispone de su potencia al máximo. Esta fuerza disminuye a medida que va pasando el tiempo, al enrollarse la cadena sobre el tambor e ir pasando del pequeño al gran diámetro del huso.

La variación del diámetro del huso compensa entonces la disminución del par en el resorte del barrilete. El tren de ruedas recibe así una energía constante, un prefiltrado de la energía que llega al remontoir. La particularidad del calibre FB-RE.FC es que su huso está invertido y, sobre todo, que tanto su barrilete como su huso están suspendidos. Solamente se encuentran fijos, por un lado, en la platina. Esta construcción espectacular es objeto de una patente y permite economizar algunos preciosos milímetros.

Remontoir de igualdad

Un hecho excepcional es que, además del mecanismo de fuerza constante, el calibre FB-RE.FC está dotado de un remontoir de igualdad de un segundo visible en la parte posterior del movimiento. Se trata de uno de los sistemas más complejos de regulación del par de la historia de la medida del tiempo.

Lejos de solaparse con el huso, este dispositivo completa su acción porque actúa sobre otro punto. El huso alisa el par que llega al rodaje, pero durante las tomas de los dientes surgen irregularidades. Sin embargo, estas variaciones del par, de una amplitud mucho menor que las generadas por el desarrollo del resorte motor, tienen su importancia teniendo en cuenta la exigencia de precisión de la Chronométrie Ferdinand Berthoud.

Segundero muerto

El remontoir del Chronomètre FB 2RE es de un tipo particular porque está implantado de manera concéntrica en la rueda del áncora y así está directamente conectado al escape. Este dispositivo está dirigido a guardar una pequeña cantidad de energía en un resorte de espiral secundario. Este último es el motor y no el regulador. Proporciona su fuerza al balancín mediante el escape, a unos intervalos tan cortos que la variación de la fuerza en la espiral no es relevante. En este caso la Chronométrie Ferdinand Berthoud ha mantenido una duración de descarga de un segundo.  

La transmisión de la fuerza del barrilete al resorte del remontoir se hace mediante una cama de rubís de forma triangular. Cuando la rueda del áncora ha avanzado 2.5 dientes, la cama de rubís libera el áncora de parada, la del remontoir, y deja entrar la fuerza motriz en el sistema de remontoir. Entonces está cargado para el próximo segundo.

El piñón de escape es solidario de la rueda de parada, late al segundo. El conjunto está ligado a la aguja del segundero en el centro y permite al Chronomètre FB 2RE un segundo verdadero o segundo muerto como los cronómetros marinos o los reguladores de pie. Para una mayor precisión de la visualización, la relación entre el piñón de escape y el móvil de segundo muerto se efectúa por medio de un mecanismo de segundo muerto específico.

Sistema aligerado

Tradicionalmente el remontoir de igualdad consume mucha energía, concretamente a causa de las fricciones que produce su funcionamiento. La Chronométrie Ferdinand Berthoud ha reducido su rozamiento implantando el remontoir en el lugar donde el par es más débil. La rueda de áncora es la que recibe menos fuerza de todo el tren y por tanto es la mejor candidata para el puesto. Además, la utilización de la cama de rubís y la de un segundero de una enorme ligereza (0,01 gramos) gracias al uso del titanio y a una forma extremadamente afilada, reduce el peso que arrastra el remontoir.  

Todas estas decisiones permiten al calibre FB-RE.FC presentar una reserva de la marcha de 50 horas. Está indicada en la parte posterior del movimiento mediante una aguja azulada en forma de flecha y colocada sobre un sector grabado en la misma platina. El barrilete almacena energía durante varias horas suplementarias, pero el sistema de parada la bloquea fuera del rango de cronometría garantizado.

Optimización de la precisión

Históricamente los relojes de gran precisión se han apoyado en un trabajo de optimización del órgano regulador y Ferdinand Berthoud también aportó modificaciones interesantes a sus cronómetros a lo largo de su carrera. La Chronométrie Ferdinand Berthoud se inscribe en esta línea inventando un nuevo balancín de inercia variable de dos brazos, de forma aerodinámica, dotado de cuatro tornillos de equilibrio. Su gran diámetro garantiza su inercia y su estabilidad, su frecuencia baja de 18 000 alternancias por hora manteniendo la reserva de la marcha. También permite una oscilación lenta, agradable a la vista y parecida a la de los relojes históricos.  

El remontoir de igualdad es un sistema delicado que aumenta la dificultad del ajuste. Por tanto, el del Chronomètre FB 2RE exige un cuidado y un tiempo muy superiores al de cualquier otro modelo. Volviendo a las fuentes de la cronometría pura es cómo la Casa ha imaginado un cronómetro excepcional, cuya ejecución es tan delicada como su concepto. Para garantizar una precisión óptima el Chronomètre FB 2RE está equipado con un dispositivo de parada de segundos que detiene al balancín cuando la corona está extraída. El portador siempre puede sincronizar su reloj con un reloj de referencia, al segundo, como si se sincronizasen los relojes de observación con los cronómetros marinos en un barco de exploración.

Excelencia de los acabados

Porque la excelencia del movimiento es equivalente al cuidado que se dedica a su belleza, los acabados del calibre FB-RE.FC son de un nivel excepcional. Los puentes de alpaca revelan un acabado de tipo frosting, un graneado manual al cepillo de una delicadeza extraordinaria, ejecutado antes de las etapas finales de taladrado y fresado. Esta antigua técnica proporciona un resplandor sinigual a estas piezas. Sin embargo, al ser la alpaca una aleación de una fragilidad extraordinaria, cualquier error, cualquier rayado, cualquier accidente que tenga lugar durante el frosting es irrecuperable y obliga a tirar la pieza.  

El puente del balancín, de acero, en forma de flecha, está pulido en espejo, al igual que la parte superior del puente de escape en escalera. El barrilete y el huso están satinados, al igual que todos los componentes de la cadena, cuyo número es de 790. Todos los componentes del movimiento han sido achaflanados y biselados a mano, con la ayuda de herramientas tradicionales, por los artesanos de la  Chronométrie Ferdinand Berthoud. El control de calidad de estos acabados se efectúa a un nivel de ampliación mucho mayor que el acostumbrado en la relojería mediante una lupa 6,7x. A un nivel así ningún detalle, por ínfimo que sea, puede pasar desapercibido. Esto es lo que supone la excelencia, tan importante para la Chronométrie Ferdinand Berthoud. Este respeto por la tradición relojera, que se expresa con modernidad en el Chronomètre FB 2RE, siempre estará en el corazón de los futuros desarrollos de la Casa.

Referencias: FB 2RE.1 (oro blanco, esfera blanca o negra), FB 2RE.2 (oro rosa, esfera blanca o negra).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.