Chronométrie FERDINAND BERTHOUD FB1

Fruto de una reflexión en homenaje al genio relojero de Ferdinand Berthoud, el nuevo reloj de la Chronométrie FERDINAND BERTHOUD encarna una visión moderna de las creaciones que habría podido realizar el maestro si viviera en nuestra época. Karl-Friedrich Scheufele, presidente de la Chronométrie FERDINAND BERTHOUD, ha querido crear este nuevo Y excepcional reloj a modo de continuidad de la obra del maestro relojero, apostando por un criterio contemporáneo regido por el mismo espíritu innovador, inspirándose en los cronómetros marinos creados por el maestro relojero.

Chronométrie FERDINAND BERTHOUD FB1

Colocado dentro de una impresionante caja octogonal con ojos de buey estancos, el nuevo Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 está equipado con un movimiento mecánico de carga manual inédito, accionado por más de 1120 piezas. Completamente desarrollado, concebido y fabricado por la Chronométrie FERDINAND BERTHOUD en Fleurier, el  calibre FB-T.FC dispone de un  tourbillon con segundero central, una arquitectura característica en pilares, un innovador dispositivo de regulación de huso-cadena suspendido y un cono móvil de reserva de marcha, siendo cada uno de ellos objeto de una solicitud de patentes.

La continuidad de una dinastía relojera

Al volver a dar vida al nombre y a las hazañas relojeras de Ferdinand Berthoud en una expresión contemporánea, la Chronométrie FERDINAND BERTHOUD hace entrar al talento de este artesano relojero en una nueva era creativa, que exalta al arte de la relojería en lo que de más bello tiene. El origen de esta dinastía de maestros relojeros se remonta a  1753, cuando Ferdinand Berthoud obtiene en París el título de maestro relojero. Se convirtió en uno de los ingenieros-relojeros de más talento de su época. Marcó para siempre la historia con sus cronómetros marinos de extraordinaria precisión. Capaces de medir longitudes con menos de medio grado de error, los cronómetros concebidos por Ferdinand Berthoud permitirían a Francia disputar a Inglaterra la supremacía marítima y a su creador a acceder al prestigioso título de « Relojero Mecánico del Rey y de la Armada » bajo el reinado de Luis XV.

#relojes #reloj #watch #wristwatch #watches #montres #orologi #menswear #mensfashion #menstyle

El cronómetro marino M.M. n° 6 de 1777, que se conserva en el L.U.CEUM, el museo de Chopard en Fleurier, representa una de las principales fuentes de inspiración de la creación de las nuevas piezas FERDINAND BERTHOUD. Este cronometro marino está equipado con un movimiento provisto de un dispositivo de fuerza constante, de una transmisión de tipo  huso-cadena y de una extraordinaria construcción en pilares.

El nuevo Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 recupera estas estructuras características y prestigiosas, manteniendo la fiabilidad y la precisión cronométrica como  cualidades fundamentales de los nuevos relojes de la Chronométrie FERDINAND BERTHOUD. 

El calibre FB-T.FC : un movimiento de mecanismos inéditos

El nuevo cronómetro tourbillon de huso-cadena FERDINAND BERTHOUD está animado por un movimiento de carga manual exclusivo, completamente desarrollado, concebido y producido por la Chronométrie FERDINAND BERTHOUD. El calibre FB-T.FC presenta una seductora arquitectura en pilares, característica de los cronómetros marinos concebidos por el maestro relojero en el siglo XVIII. Equipado por un destacado tourbillon de baja frecuencia (3 Hz) con segundero central, este movimiento excepcional posee un dispositivo de regulación a fuerza constante de transmisión huso-cadena suspendida, un sistema de armado por diferencial, y un mecanismo de reserva de marcha muy específico denominado “cono móvil suspendido”. Fruto de casi tres años de investigación y desarrollo coronados por las pruebas de fiabilidad más avanzadas, el calibre FB-T.FC ofrece una precisión y una regularidad de la marcha excepcionales, certificados por el  Control Oficial Suizo de Cronometría (COSC), una autonomía de 53 horas y un óptimo nivel de legibilidad de sus funciones: horas, minutos, segundos y reserva de marcha. Inspirados en los reguladores Ferdinand Berthoud, los brazos del engranaje, particularmente delicados y afilados, están decorados con el mayor de los cuidados. Pacientemente pulidos, achaflanados y biselados, reflejan delicadamente la luz sobre los piñones. Varios de los mecanismos inéditos que constituyen este nuevo calibre son objeto de una solicitud de patente. 

Movimiento mecánico de carga manual calibre FB-T.FC

Una ventana sobre un mecanismo excepcional

La extraordinaria arquitectura del calibre FB-T.FC hace destacar un fascinante juego de simetrías entre el barrilete, el huso y el tourbillon, visibles a través del fondo ampliamente abierto de la caja octogonal. Situados sobre un engranaje de brazos afilados y sostenidos por unos estilizados pilares, el barrilete, el huso y el tourbillon parecen estar suspendidos, ofreciendo una sensación de aérea ligereza. Los pilares de titanio pulido que fijan los puentes a la pletina generan un espacio que lleva la luz al corazón del movimiento y refuerza el carácter estilizado de esta construcción excepcional, formada por más de 1120 piezas, para un diámetro de 35,50 mm y una altura de 8 mm. Los semi-puentes están completamente decorados a mano, pulidos y achaflanados y sus lados estriados, mientras que los rubís están engastados en chatones delicadamente pulidos y achaflanados. 

Chronométrie FERDINAND BERTHOUD FB1

Una innovadora transmisión huso-cadena

Característicos de los relojes concebidos en el siglo XVIII, los sistemas de huso-cadena permitían compensar las variaciones de la fuerza del resorte del barrilete en función de su nivel de armado. El mecanismo de trasmisión huso-cadena original del calibre FB-T.FC ocupa un espacio excepcionalmente reducido en el corazón del movimiento, gracias a su construcción “en suspensión”, fijado únicamente a la pletina. El barrilete y el huso están unidos por una cadena de 28 cm de largo, formada por  462 eslabones de acero y más de 300 pasadores de apenas 0,30 mm de diámetro, todos ellos ensamblados a mano. Cuando el resorte del motor está asociado a un huso, el tambor del barrilete gira en un sentido durante el desarme del resorte y en el sentido inverso durante su armado. La rotación del tambor permite el enroscamiento de la cadena. A  fin de que el movimiento no se detenga durante el armado, el mecanismo de huso del calibre FB-T.FC está equipado por un engranaje diferencial inédito.

huso-cadena calibre FB-T.FC

Por su parte, el barrilete está unido al dispositivo de graduador de cuerda en forma de cruz de Malta, que permite limitar el número de vueltas de armado del resorte del motor y beneficiarse de una fuerza de transmisión constante y determinada durante su desarme. 

Un fascinante mecanismo de reserva de marcha

El dispositivo de indicación de la reserva de marcha del calibre FB-T.FC es también muy específico e innovador, inspirado en un mecanismo concebido por el célebre relojero británico Georges Daniels – un guiño a las relaciones que mantuvo Ferdinand Berthoud con Inglaterra. Este mecanismo, directamente ligado al barrilete por una rueda de arrastre,  utiliza el movimiento de armado y de desarme del resorte motor para hacer subir y bajar un cono truncado, a lo largo de un eje fijado en la pletina. Un brazo móvil, provisto en su extremo de un rodillo de rubís, hace la función de palpador, midiendo el movimiento del cono, transmitiendo a una aguja el nivel de reserva de la marcha del movimiento. 

Chronométrie FERDINAND BERTHOUD FB1

Un tourbillon de baja frecuencia  3 Hz

Provisto de un innovador órgano regulador de tourbillon de segundos, el calibre FB-T.FC está dotado de un volante de inercia variable que oscila a una baja frecuencia de 3 Hz. La jaula del tourbillon efectúa una rotación por minuto. El volante, concebido en cobre-berilo (CuBe), aleación de cobre particularmente resistente, está equipado de un espiral auto compensador irrompible, inoxidable y antimagnético cuya curva terminal está realizada a mano – nobleza obliga. Dos juegos de cabezas perdidas sobre la corona del balancín permiten un ajuste micrométrico de su amplitud. Formado por 53 piezas, la jaula del  tourbillon en titanio está fijada por un puente provisto de un solo arco y equilibrado gracias a dos pernos en oro de 18 quilates. Idéntica y coaxial a la rueda de arrastre de la jaula del tourbillon, la rueda del segundero central permite la visualización de los segundos en el centro. Esta inédita construcción es también objeto de una solicitud de patente. 

Movimiento mecánico de carga manual calibre FB-T.FC

Una caja octogonal con  cristal  abombado y ojos de buey estancos  

De forma octogonal, la caja del Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 presenta una arquitectura específica, que se inspira en los cronómetros marinos concebidos por el maestro relojero suizo, en concreto su sistema de suspensión a la Cardán, característico de los cronómetros de a bordo. El movimiento está colocado en un contenedor estanco, mientras que la carrura reviste sus líneas octogonales mediante la adición de elementos de oro atornillados que le confieren un estilo fuerte y contemporáneo. Estos flancos octogonales desplazados se abren sobre cuatro ojos de buey de zafiro que permiten la visión de las delicadas ruedas del movimiento, Sumergible a 30 metros, la caja de 44 mm de diámetro está provista de un fondo de zafiro atornillado, con tratamiento anti reflectante, que además de la cautivadora visión del tourbillon, deja entrever el complejo motor del huso-cadena. Esta ventana abierta sobre el corazón del movimiento permite la entrada de la luz dentro de la caja, haciendo visibles los mecanismos a través de los cuatro ojos de buey laterales estancos. De armoniosa redondez, el bisel rodea un cristal de zafiro abombado y curvado, con tratamiento anti reflectante, que permite una lectura óptima de las indicaciones de la esfera. Fijado por unas clavijas, cuyo diseño se inspira literalmente en los utilizados por  Ferdinand Berthoud para sus cronómetros marinos, las entre asas están cubiertas por materiales tecnológicos, titanio de Grado 5 para la versión en oro gris y cerámica negra para la de oro rosa, subrayando el estilo decididamente actual de este nuevo reloj. La corona, atornillada a las 3h, tiene engastado un medallón de oro rosa en la  caja de oro gris y de cerámica negra en la de oro rosa, mientras que su generoso diámetro y su refinado estriado ofrecen un óptimo agarre para un cómodo ajuste del movimiento. Con su original caja de armoniosas proporciones y de acabados muy logrados, el nuevo reloj  de la Chronométrie FERDINAND BERTHOUD refleja un carácter único de elegancia refinada.   

Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 - 5 - White - FB 1.1

El rostro de la precisión

Dando preferencia a la lectura de la hora y la visualización de su medida precisa, la esfera del  Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 es tan sobria de aspecto como compleja en cuanto a su realización técnica.  Las horas y minutos descentrados se engranan sobre una esfera lacada en blanco, situada a las 12h. Destacando sobre un fondo satinado en negro o rutenio, la escala de los segundos se muestra sobre un realce en zafiro traslúcido sobre el contorno de la esfera. En el centro, una abertura de contornos cuidadosamente biselados permite admirar el móvil de los segundos y la rueda de arrastre de la jaula del tourbillon, girando cada uno de ellos en sentido contrario al del otro. La reserva de marcha del movimiento se indica por una escala grabada directamente sobre la pletina, situándose en el hueco de un contador posicionado a las 9h. Su nivel de autonomía está señalado por una flecha que designa al adjetivo « Haut » ou « Bas », escrito en francés, el idioma materno de Ferdinand Berthoud. Acompañados por el certificado « Chronomètre » escrito en la parte inferior de la esfera, las menciones  « Val-de-Travers » y « Suisse » subrayan el carácter artesanal de este precioso reloj concebido completamente en la cuna del maestro relojero. 

Chronométrie FERDINAND BERTHOUD FB1

El refinamiento de un cronómetro auténtico

En la ejecución de las agujas se ha tenido un cuidado extraordinario. Están inspiradas en formas características de las creaciones firmadas Ferdinand Berthoud. Realizadas en oro de 18k, sus líneas son a la vez complejas y originales y requieren unos procedimientos de fabricación particularmente arduos. Las agujas en forma de espada de las horas y de los minutos están perforadas y facetadas, mientras que la aguja del segundero grande del centro, de extremada delicadeza y longitud está realizada en bronce y provista de un contrapeso redondo típico de los reguladores Ferdinand Berthoud. El indicador de la reserva de marcha está, por su parte, dotado de una punta triangular combada. Combinadas con el tono de la esfera, son ligeramente azuladas o doradas según la versión, asegurando una perfecta legibilidad de las funciones y realzando la claridad de su precisión. La sobriedad de las líneas y el refinamiento contemporáneo del Chronomètre FERDINAND BERTHOUD FB 1 se prolonga en una correa en cocodrilo, rematada y cosida a mano. A la vez delicada y robusta, está formada por una piel cosida con hilo de lino y se cierra por medio de una hebilla de seguridad desplegable de dos láminas, en termoelemento de en oro de 18 quilates, provista de un sistema que permite adaptar la longitud de la correa, exclusiva de los nuevos relojes de la casa.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.