BR-X1 Skeleton Chronograph Carbone Forgé de BELL & ROSS

En 2014, Bell & Ross lanzó su nueva línea BR-X1, con un cronógrafo de alta tecnología de aspecto deportivo, robusto y sofisticado, a la vez. El BR-X1, una versión extrema del BR 01 —su icónico reloj cuadrado directamente inspirado en la instrumentación aeronáutica—, es mucho más que un reloj deportivo, contemporáneo y revolucionario: es el “Ultimate Utility Watch” por excelencia. Este año, siempre al acecho de las innovaciones tecnológicas, sobre todo de las procedentes de los ámbitos aeronáutico y militar, Bell & Ross incorpora a su cronógrafo hipersónico, un material ligero y ultra resistente: el Carbone Forgé.

reloj BR-X1 Skeleton Chronograph Carbone Forgé de BELL & ROSS

Hace casi una década, Bell & Ross presentó el BR 01, un reloj poderoso y de alto desempeño, directamente inspirado en la instrumentación aeronáutica de a bordo. Su forma cuadrada, su esfera redonda de legibilidad óptima, sus generosas dimensiones y la eficacia de su diseño utilitario lo convirtieron en un reloj icónico. Desde entonces, el BR 01 ha evolucionado, sin perder su identidad original.

Como un homenaje relojero al Bell X-1, el primer avión experimental estadounidense con motor de cohete que superó la barrera del sonido en 1947 (1º de marzo = 1224 km/h), Bell & Ross innova de nuevo, y presenta en 2014, su reloj de quinta generación.

¿Su nombre? BR-X1 ¿Sus características? Un cronógrafo de primerísima calidad con un aspecto decididamente deportivo y acabados de alta relojería.

BR-X1 Skeleton Chronograph Carbone Forgé de BELL & ROSS

Inspirado en los aviones de caza del siglo XXI, cuyas cabinas futuristas se fabrican en materiales de alta tecnología para optimizar su estructura, el BR-X1 es un reloj de vanguardia, innovador y poderoso. En pocas palabras, un reloj contemporáneo. El BR-X1 es a la alta relojería lo que los aviones de caza de quinta generación son a la aeronáutica: una garantía de altísimo rendimiento.

En su búsqueda permanente de la excelencia, Bell & Ross ha decidido incorporar al diseño del BR-X1, un material compuesto de alta tecnología: el Carbone Forgé. Al combinar ligereza con alta resistencia, este material ocupa un lugar destacado en el sector aeronáutico y espacial, sobre todo en la fabricación de piezas estructurales de fuselaje sometidas a tensiones mecánicas extremas.

El Carbone Forgé es un material que se obtiene a partir de un proceso de conversión único y patentado. La tecnología consiste en comprimir fibras de carbono dentro de un molde de acero, a alta temperatura, con una resina termo endurecible.

Para satisfacer los criterios de calidad de relojería, los ingenieros han trabajado en las fibras de carbono y en la composición de la resina. El resultado es una caja hermética no porosa, en un solo bloque, con aristas limpias y de color negro, el mismo de las fibras de carbono. El jaspeado de cada pieza es único, y depende de la manera en que se alternan las fibras de carbono. El acabado mate atenúa los reflejos para mejorar la legibilidad, y ofrece una textura suave al tacto.

BR-X1 Skeleton Chronograph Carbone Forgé de BELL & ROSS

Para protegerla de los embates del tiempo y de cualquier posible golpe, la caja cuadrada del BR-X1 está recubierta con un cinturón de cerámica de alta tecnología y de caucho. Esta cerámica, un material igualmente vinculado a la industria aeronáutica y espacial, se utiliza para el diseño de piezas sometidas a temperaturas muy altas, a ataques ácidos, a la corrosión y a la erosión, como los escudos térmicos o las narices de cohetes espaciales. La cerámica de alta tecnología desarrollada por Bell & Ross, —casi tan resistente como el diamante— puede ser teñida en masa, es ultra resistente, no deformable y más ligera que el acero.

Sus innovadores botones pulsadores permiten accionar las funciones del cronógrafo. También están fabricados en cerámica de alta tecnología, con inserciones ergonómicas de caucho, para optimizar su sujeción y estabilidad. Se ha integrado un tope ergonómico de caucho en la caja, en las 9 horas, que facilita la activación de las funciones del cronógrafo, incluso con guantes.

La caja incorpora tornillos funcionales no indexados. El cristal es de zafiro con tratamiento antirreflejos para garantizar una resistencia y una legibilidad óptimas. El diseño de vanguardia con diferentes materiales (Carbone Forgé®, titanio, cerámica, caucho) del BR-X1 Carbone Forgé aúna ligereza, resistencia y ergonomía.

El cronógrafo es, sin lugar a dudas, la máxima complicación de la aviación. Permite medir tiempos cortos, y es una herramienta indispensable para la navegación. Por ello, el cronógrafo siempre ha ocupado un lugar destacado entre los expertos en relojes de aviación de Bell & Ross. Naturalmente, su última creación, el BR-X1, es un cronógrafo fuera de serie. Su exclusivo movimiento de cronógrafo esqueletizado es un motor excepcional que combina potencia y ligereza. El diseño en forma de “X” de su puente superior, que lleva un tratamiento de DLC (Diamond Like Carbon) en color negro, le da su identidad. La “X” es el nombre en código para los proyectos experimentales de la NASA y de ahí toma su nombre el BR-X1.

Siguiendo la tradición de Bell & Ross, el fondo del BR-X1 —hecho de titanio de grado 5 con PVD negro— presenta una pequeña abertura circular que permite admirar los latidos del corazón del volante. La esfera de cristal de zafiro, de color gris con índices metálicos aplicados e inserciones fotoluminiscentes, tiene una transparencia que permite apreciar totalmente este movimiento excepcional. Sus agujas facetadas y los índices aplicados, con tratamiento de Superluminova®, ofrecen una excelente legibilidad.

BR-X1 Skeleton Chronograph Carbone Forgé de BELL & ROSS

La hora y los minutos, situados en una posición central, se leen de manera tradicional, mientras que el indicador de segundero pequeño está situado en las 3 horas. La ventana de la fecha esqueletizada se encuentra en las 6 horas. Desprovisto de aguja, el contador que totaliza los minutos de la función de cronógrafo es un disco ultraligero de aluminio, que recuerda a las aspas de una turbina. La aguja del contador de segundos central indica cuartos de segundo. La escala taquimétrica, imprescindible para los cálculos de velocidad, se encuentra en el realce; las agujas del cronógrafo se diferencian por un sutil toque de color rojo. La correa negra de caucho está estructurada por un ranurado que aumenta su comodidad, sin perder resistencia. La hebilla, hecha de acero con PVD negro y equipada con una inserción de caucho negro moldeada, aúna solidez y refinamiento.

Síntesis perfecta del savoir-faire de Bell & Ross en el campo de los relojes profesionales y de la alta complicación relojera, el BR-X1 es un cronógrafo excepcional de diseño vanguardista. Sin duda revolucionario, el cronógrafo BR-X1 Carbone Forgé®, con su caja hecha de materiales diversos, combina el aspecto deportivo con la alta tecnología, y los acabados de la alta relojería.

Video disponible en el Canal YouTube o en el Canal Vimeo de Nuevos Relojes.

Comentar