BOVET Battista Tourbillon

Estas palabras describen al nuevo Automobili Pininfarina Battista Y al nuevo Battista Tourbillon de BOVET 1822. Diseñados uno junto a otro, ambos son innovadoras obras de arte que comparten la misma visión del diseño basada en un estilo y una innovación legendarios. El nuevo Battista Tourbillon de BOVET y el Automobili Pininfarina Battista hyper GT están listos para reinventar el lujo moderno.

El Automobili Pininfarina Battista ya ha sido recompensado por la excelencia de su diseño con varios premios, cuando la producción de las primeras series de Battistas llega a su fin y los clientes se preparan para recibir el primer hyper GT eléctrico puro del mundo a finales de este año. Cada vehículo está hecho a medida siguiendo las especificaciones personales del cliente, lo que garantiza una exclusividad sin igual.

Del mismo modo, BOVET 1822 ha recibido numerosos premios de la industria relojera y la casa es famosa por su trabajo personalizado.

Pureza en el diseño

Los equipos de diseño de Automobili Pininfarina y BOVET trabajaron codo con codo en la creación del Battista Tourbillon. Ya desde la primera reunión entre los equipos, quedaron patentes la visión compartida y el empuje para sobrepasar los límites de lo posible. Ese planteamiento centrado en la innovación, tanto en cuanto al estilo como a la materialización y la fabricación, fue un punto clave desde el principio. Esta visión de futuro, compartida por Automobili Pininfarina y BOVET 1822, fue de gran importancia para Pascal Raffy, ya que no solo inspiró el Battista Tourbillon, sino que además fue el inicio de una fructífera colaboración entre ambas firmas.

El Battista Tourbillon es la expresión de los valores compartidos en el diseño por BOVET y Automobili Pininfarina. Centrándose en la ligereza y la pureza, el reloj adopta la filosofía de diseño del Battista y la lleva a otra dimensión. En cada parte del reloj, incluidos los componentes mecánicos del movimiento, se pueden encontrar detalles inspirados en las características de diseño más inconfundibles del Battista. La exquisita artesanía de BOVET hizo posible diseñar unos detalles excepcionales que solo los artesanos más cualificados pueden fabricar a mano. Los cristales de zafiro de la caja, en ambos lados, garantizan que se pueda disfrutar y admirar la belleza interior de esta obra maestra mecánica, abriendo la vista del movimiento para que sea visible desde todas partes. Además, los cristales de zafiro están perfilados a las 12 y las 6 en punto para integrar las correas de goma vegana especialmente diseñadas. El proceso de fabricación de un reloj de este nivel de complejidad y calidad se basa en la gran maestría de los artesanos de la casa BOVET, que hacen prácticamente todos los componentes de sus relojes internamente, en la planta de producción del pueblo de Tramelan (Suiza).

El Battista Tourbillon cuenta con detalles exquisitos inspirados en el lenguaje del diseño y en las características del propio hyper GT. Cada elemento del diseño del reloj se ha elaborado para reflejar la filosofía de diseño PURA de Automobili Pininfarina, que toma como punto de partida la ligereza y la sencillez elegante.

Aplicar la filosofía del Battista y la tecnología de su diseño a un objeto tan pequeño era un reto enorme, pero que requería un planteamiento totalmente distinto por parte de ambos equipos de diseño, el automovilístico y el relojero. Combinando esas distintas experiencias de ambas partes, el reloj incorpora ideas frescas y revolucionarias en una estructura de relojería de espíritu clásico con un acabado extraordinario.

La inspiración para lograrlo llegó de las características más reconocibles del Battista, como las curvas externas y los detalles de diseño. Los equipos de diseño de Automobili Pininfarina y BOVET tomaron esas formas y crearon manecillas, puentes, esferas y otras estructuras que conectaban el diseño del Battista con el del reloj. El diseño presenta formas de estilo Pininfarina más fluidas en comparación con los relojes tradicionales. Como ejemplo, el puente volante por encima de las dos manecillas principales del reloj tiene una sutil tridimensionalidad que es única y plasma las curvas del Battista.

De hecho, se pueden encontrar referencias al Battista en todo el reloj. Características de fondo tan sutiles como el patrón Triangolo en las esferas o en la parte superior del Battista, reimaginado en miniatura y visto a través del fondo de la caja expositora de cristal de zafiro, unen al reloj y al hipercoche.

El reloj luce las banderas de la colaboración entre Automobili Pininfarina y BOVET en la esfera de reserva de marcha, un detalle marca de la casa Pininfarina que rinde homenaje al legado y al futuro de ambas firmas.

El E-Heart del reloj

Uno de los rasgos más reconocibles de Battista, el E-Heart, representa el espíritu de Automobili Pininfarina en su búsqueda constante de la innovación. Es el elemento físico que, además de ser funcional, actúa como un icono en el Battista y en todos los vehículos siguientes. Donde en el Battista el E-Heart indica el estado de carga, en el Battista Tourbillon están la apertura en forma de E-Heart de la fecha grande en la parte frontal y la parte trasera que muestra el mecanismo de cuerda diferencial patentado de BOVET. Un mecanismo que hace más fácil y rápido dar cuerda al reloj para contar con 10 días completos de reserva de marcha. De este modo, el E-Heart no solo encuentra su lugar en el reloj como referencia visual, sino que también tiene una función compartida real.

El reloj

El Battista Tourbillon representa realmente la gran culminación de la alta relojería. Desde los exquisitos detalles y acabados de cada componente hasta la máxima complejidad del movimiento, es toda una exhibición de alta relojería en su máxima expresión. Cada elemento, funcional o decorativo, está diseñado para representar los valores compartidos por Automobili Pininfarina y BOVET.

La construcción del Battista Tourbillon da como resultado un aspecto sumamente tridimensional, con cada parte del movimiento y sus complicaciones claramente visibles tanto desde el frontal del reloj como a través de la parte posterior y de los lados expuestos. La caja de 45,6 milímetros consta de dos grandes cristales de zafiro, que mejoran la luminosidad y la pureza del diseño.

Las esferas azules de dos tonos en la cara del reloj, por primera vez en los casi 200 años de historia de BOVET, son asimétricas, con el patrón Triangolo de Battista y sombreadas de azul claro a azul oscuro. Juntas forman el número «90», en referencia al Battista Anniversario y a los 90 años de legado de Pininfarina. En la esfera de reserva de marcha, a la izquierda, se encuentra el famoso icono de las banderas de la colaboración con Pininfarina, con la «F» de Pininfarina a la izquierda y la flor de loto de BOVET a la derecha, mientras que la esfera de la derecha luce orgullosa la complicación de la fecha grande.

Se pueden encontrar más referencias al diseño del Battista en la cara del reloj. Encima de las dos manecillas principales, el puente volante se asemeja a las curvas del Battista y a la «V» de BOVET, mientras que la caja del tourbillon se inspira en las ruedas Impulso del Battista con su tecnología center-lock. Las manecillas del reloj y el círculo de los índices de las horas son una referencia a las curvas exteriores del Battista.

«El Battista Tourbillon es una auténtica representación de la filosofía del diseño de Automobili Pininfarina a pequeña escala», explica Luca Borgogno, director de diseño de Automobili Pininfarina. «Al sobrepasar los límites, alcanzamos un nivel de detalle y calidad de diseño nunca visto hasta ahora. Encaja a la perfección con el propio Battista».

A través de la parte posterior, se puede admirar la estructura principal del movimiento, una representación abstracta de las curvas del Battista que envuelven el techo en forma de lágrima como un caparazón. Las dos tonalidades de color de los puentes refuerzan esa referencia al Battista.

Los finos detalles en Iconica Blu se combinan con acabados tradicionales como Côtes de Genève, achaflanado y pulido. Además, se ha aplicado generosamente Super-LumiNova a todas las manecillas, incluyendo la estructura del segundero en la parte superior de la caja del tourbillon, el anillo de debajo del tourbillon, así como la manecilla de la reserva de marcha, los índices e incluso la fecha grande.

Por último, la firma de Battista «Pinin» Farina, el legendario diseñador que lo inició todo, adorna la esfera encima de la fecha. Como dijo Battista, «ante todo, debe ser hermoso». Y el reloj y el coche Battista sin duda cumplen y superan esa expectativa.

El movimiento

El Battista Tourbillon incorpora un nuevo movimiento que utiliza el tourbillon de doble cara patentado de Bovet, que funciona a 18 000 vibraciones por hora, con una increíble reserva de marcha de 10 días con un solo barrilete. Este movimiento partió de una hoja en blanco y se ideó específicamente para el Battista Tourbillon, siguiendo las aportaciones de diseño de Automobili Pininfarina. BOVET desarrolló de forma totalmente interna, trabajando estrechamente con el equipo de diseño de APF, este nuevo movimiento que pone el horario y el minutero en el centro, añade la fecha grande y rediseña la caja del tourbillon.

El tourbillon volante de dos caras patentado se sujeta en el centro de su eje y la distribución del peso del escape y del muelle de equilibrio reduce drásticamente el efecto brazo de palanca y la fricción, en otro ejemplo de la alta precisión y complejidad de este movimiento. La miniaturización del mecanismo de cuerda dio lugar a una segunda patente: dar cuerda a un reloj mecánico con 10 días de reserva de marcha solía requerir el doble de vueltas a la corona, pero el exclusivo sistema de cuerda del Battista Tourbillon y su diferencial esférico lo reducen a la mitad.

El muelle y el órgano regulador de este nuevo movimiento tourbillon se fabrican internamente: BOVET 1822 es una de las pocas empresas del mundo capaces de producir sus propios muelles y escapes.

En la muñeca

Sorprendentemente ligero tanto en peso como en transparencia, el Battista Tourbillon causa una gran impresión al llevarlo puesto. A pesar de medir 45,6 mm, el Battista no se puede considerar pequeño puesto que la configuración del arco BOVET rediseñado en la posición de las 12 en punto hace que el reloj se ajuste bien a cualquier muñeca de cualquier tamaño. Y, gracias a las estructuras esqueletizadas del propio movimiento y a los cristales de zafiro por ambos lados, el Battista es fino y sumamente cómodo. El tourbillon volante a las 6 en punto, en perpetuo movimiento gracias a su asombrosa reserva de marcha de 10 días, es fascinante y un punto de atención clave al mirar la hora. La fecha grande en la esfera de la derecha le mantiene al día y es fácil de configurar gracias al corrector del lateral de la caja.

El Battista Tourbillon se convierte en una declaración de intenciones en cuanto se lo pone en la muñeca y, si lo lleva al bajarse de su Automobili Pininfarina Battista hyper GT, no hace falta añadir nada más.

Referencia TPINBA.001/XX/001. Edición limitada a 30 relojes en titanio pulido, 30 en oro rojo y 30 en platino.

Precios:

  • 295.000 CHF (Titanio).
  • 305.000 CHF (rojo oro 18 qt).
  • 325.000 CHF (Platino).

Vídeo disponible en el Canal YouTube de Nuevos Relojes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.