BELL & ROSS BR 03-94 Rafale

Inspiradas en la historia de la aviación y en sus avances tecnológicos, las colecciones Bell & Ross rinden homenaje a las épocas clave de la aeronáutica civil y militar desde 1900 hasta nuestros días. Un avión excelente, es un avión que vuela bien, le gustaba decir a Marcel Dassault. Bell & Ross retoma esta frase, y aplica la filosofía según la cual, un objeto, por muy sofisticado que sea, nunca luce tan hermoso como cuando cumple a la perfección su vocación principal. Con el BR 03-94 Rafale, Bell & Ross rinde homenaje a un avión excepcional al crear un modelo que se le parece.

BELL & ROSS BR 03-94 Rafale

El mundo militar siempre ha sido pionero en numerosos ámbitos. Con frecuencia, sus innovaciones han tenido un gran número de aplicaciones en el mundo civil, como es el caso de internet, el GPS o incluso los primeros aviones de negocios. Al crear vínculos tecnológicos vanguardistas entre sus actividades civiles y militares, Dassault Aviation ha adquirido un incontestable savoir-faire en materia de excelencia. Bell & Ross y Dassault Aviation comparten la misma pasión por la aeronáutica que los guía en sus respectivas creaciones. En 2013, con motivo del 50º aniversario del avión de negocios Falcon, Bell & Ross rindió homenaje a la aviación civil de los años sesenta con la presentación del modelo Vintage Falcon.

En su búsqueda del reloj utilitario ideal, y con una amplia experiencia en los sectores aeronáutico y militar, ingenieros, maestros relojeros, diseñadores y aviadores profesionales han unido sus competencias para crear un concepto original: el reloj-instrumento.

Siendo la instrumentación aeronáutica la referencia absoluta en materia de legibilidad, fiabilidad y rendimiento, el BR 03 retoma los principios fundamentales de diseño de un reloj de a bordo. Un reloj utilitario perfectamente adaptado a un uso profesional, es la materialización perfecta de la filosofía de la casa Bell & Ross, según la cual, la función define la forma.

Similar al Rafale, que fue fabricado con materiales innovadores de alto rendimiento, la caja del reloj BR 03-94 Rafale se ha diseñado en cerámica. Este material ocupa un lugar destacado en el sector espacial y aeronáutico para la fabricación, entre otras, de piezas sometidas a temperaturas muy altas, a ácidos, a la corrosión y a la erosión. Así, lo podemos encontrar en el diseño de escudos térmicos y de narices de cohetes espaciales. Casi tan resistente como el diamante, la cerámica es prácticamente indestructible y de un color inalterable, ya que lo que se tiñe es su masa. Es, asimismo, más ligera que el acero, hipoalergénica y posee cualidades termorreguladoras que aumentan el confort del portador.

Para realizar un BR 03-94 de cerámica, los diseñadores de Bell & Ross han tenido que replantear la estructura, ya de por sí compleja, de la caja. El BR 03-94 se construye alrededor de su movimiento y de su contenedor de acero, y todo el conjunto está protegido por una cubierta, una tapa y un fondo de cerámica. Funcionales, los 8 tornillos visibles en el exterior de la caja de cerámica bloquean el cierre del conjunto, como lo haría un sargento, garantizando una solidez y hermeticidad perfectas de la caja. Los diseñadores de Bell & Ross también han reelaborado las formas y las proporciones del conjunto. El resultado no admite concesiones: fuerte, deportivo, enérgico y viril.

La sofisticada caja del BR 03-94 Rafale contiene un movimiento cronógrafo mecánico, de cuerda automática, de fiabilidad demostrada. Herramienta indispensable en la navegación aérea para la medición de tiempos cortos, el cronógrafo es la máxima complicación la de la aviación.

BELL & ROSS BR 03-94 Rafale

Retomando los códigos distintivos de este avión de caza emblemático, el BR 03-94 Rafale hace gala, desde la primera mirada, de una potente identidad. Con un aire furtivo, la caja de cerámica negra mate hace referencia a los acabados antirreflejos de los instrumentos de las cabinas de pilotaje. La esfera se viste con el color característico del Rafale, un gris monocromo camuflaje. La tipografía de las cifras recuerda sutilmente a la de las matrículas que aparecen en el fuselaje del avión. Las agujas del cronógrafo se distinguen por una punta naranja (en aviación, el naranja es el color de “lo esencial” y de las pruebas en vuelo) y ofrecen, de esta forma, una excelente legibilidad. En el realce, la escala taquimétrica permite realizar los cálculos de velocidad; la inscripción “tachymeter” es también de color naranja vivo. Como muestra de un refinamiento máximo, el contador auxiliar del segundero pequeño ostenta la particular silueta del avión de caza, cuyo nombre aparece a modo de firma en las 6 horas. El reloj BR 03-94 está equipado con una correa negra de caucho natural.

Tan versátil como el avión cuyo nombre ostenta, el BR 03-94 Rafale se puede llevar en todas las actividades de la vida moderna, en la muñeca de los pilotos de pruebas, de los pilotos de caza y de los hombres de acción de todos los días.

Video disponible en el Canal YouTube o en el Canal Vimeo de Nuevos Relojes.

Comentar