ARNOLD & SON Tourbillon Ultrafino Koi

Una pieza con la que Arnold & Son sublima su tradición de concebir creaciones relojeras elaboradas a medida. Fiel a su voluntad de adaptarse a los deseos de su clientela, la marca propone colecciones personalizables. Para ello, incorporando modificaciones substanciales —grabados, engaste, pinturas en miniatura o adornos esculpidos—, la maison confecciona cajas, movimientos o esferas absolutamente singulares. El Tourbillon Ultrafino, dotado de una esfera descentrada a las 12 horas, es uno de los modelos que mejor se presta a la personalización. Gracias a esta distribución, se dispone de un espacio libre que invita a la creación, inspirándose en la visión propuesta por el cliente.

Bajo la superficie

En esta misma línea, la marca suiza de origen inglés presenta el modelo Tourbillon Ultrafino Koi, un reloj único en el que se representa una escena con dos carpas nadando entre flores de loto. Las carpas koi, una temática popular del arte tradicional japonés, simbolizan la calma. Confieren a la composición serenidad y encanto, a la par que evocan la perseverancia frente a la adversidad.

En la parte derecha de la esfera, se distingue una carpa tancho nadando, que se puede identificar fácilmente gracias a una llamativa marca roja en la cabeza. Se trata de la primera carpa que asoma por debajo de la manga cuando se va a consultar la hora. La escena prosigue con otra carpa koi, de color blanco y naranja, que se distingue en el lado opuesto de la esfera.

Flotando en el agua

Por encima de las carpas, flotan en la superficie del agua tres flores de loto. Una vez esculpidos, los pétalos de plata se graban y pulen antes de aplicar una laca de un tono blanco resplandeciente. El pistilo de cada flor se elabora por separado en dos partes y, antes de unirlas, se aplican las mismas técnicas empleadas en la confección de los pétalos.

Las carpas y las hojas del loto están pintadas a mano empleando unos pinceles tan finos que permiten lograr detalles extremadamente minuciosos como las escamas, las barbas o las rayas de las aletas. La base de la esfera de nácar azulado con reflejos efecto muaré sirve de excepcional telón de fondo para esta evocadora escena.

En el lecho del estanque

Bajo esta representación poética, Arnold & Son saca el máximo partido a la infinidad de posibilidades que ofrece el calibre A&S8200. Con un grosor de 2,97 mm, roza el récord absoluto de finura en su categoría.

El movimiento está dotado de una indicación de horas y minutos en una esfera descentrada situada a las 12 horas. Una ventana situada a las 6 horas permite contemplar un tourbillon cuya estructura es especialmente singular por varias razones.

Un movimiento que emerge de entre las aguas

En primer lugar, puesto que se trata de un tourbillon volante, consta únicamente de un puente de jaula inferior. Por tanto, la parte superior prescinde de sujeción, de modo que se logra ganar unos cuantos —y preciados— milímetros de alto para ofrecer una vista despejada del mecanismo cronométrico. Asimismo, el volante descentrado con respecto al eje de la jaula ejecuta un dinámico espectáculo visual a medida que el tourbillon gira sobre sí mismo. Otro de los elementos característicos es el puente del volante abombado que sobresale ligeramente por encima de la esfera. De este modo, el alto total no afecta al resto del movimiento y ofrece una rotación aún más espectacular. Un efecto enfatizado por el esqueletizado de la platina justo por debajo del tourbillon.

De este modo, se confiere una transparencia que crea una sensación aérea perfectamente acorde con la temática refinada del Tourbillon Ultrafino Koi. Por último, el movimiento de cuerda manual está dotado de una reserva de marcha excepcional de 90 horas, otras de las características técnicas distintivas de la maison.

Precio de referencia, CHF 89.000 impuestos no incluidos (sujeto a modificación). Referencia 1UTAR.M99A. Edición pieza única.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.