ARNOLD & SON Tourbillon Ultrafino Dragon & Phoenix

Conectando el mineral con la leyenda, Arnold & Son lleva su tourbillon más fino a una nueva dimensión. Las cinco versiones del Tourbillon Ultrafino Dragon & Phoenix —producidas en ediciones limitadas de cinco unidades— exhiben esferas de piedras duras raramente utilizadas en relojería. Su estructura, su color y su riqueza sirven de telón de fondo para el baile que protagonizan las dos criaturas legendarias en torno a su preciada perla.

Las colecciones Arnold & Son incluyen varios modelos que poseen esferas excéntricas. Esta disposición es, por un lado, el resultado del legado histórico de los cronómetros marinos concebidos por John Arnold en el siglo XVIII y, por otro, la consecuencia de la estructura mecánica de los calibres de manufactura Arnold & Son. Y para satisfacción de los aficionados de la marca, obviamente, este tipo de disposición se presta a la expresión artística. Partiendo de su modelo Tourbillon Ultrafino, Arnold & Son ha concebido una serie de 25 unidades inspirada en la mitología china y que toma prestado el savoir-faire suizo más prodigioso.

Arte en miniatura

Arnold & Son evoca el mito del dragón y el fénix. Dos animales mitológicos que, siendo vecinos, se pusieron de acuerdo para dar forma a una perla trabajando en armonía, uno con las garras y el otro con los dientes. De este modo labraron un objeto precioso; el resultado de sus poderes mágicos. Cuando la madre del Emperador Celestial de Jade trató de robarla, la perla cayó al vacío y los animales se apresuraron a rescatarla al vuelo. Esta perla, símbolo de sabiduría y fertilidad, es el nudo de la historia que narra el Tourbillon Ultrafino Dragon & Phoenix. Ambos seres mitológicos se representan por medio de dos esculturas en miniatura finamente labradas, expresivas y minuciosas, escenificando un baile a ambos lados de la esfera. Las escamas, las plumas, los espolones, los dientes, el pico o la crin… Todos los detalles de las criaturas están grabados a mano a partir de oro rosa macizo. Entre las garras del dragón, se descubre la preciada perla de nácar. El nivel de detalle resulta sumamente asombroso, más aún teniendo en cuenta que cada criatura mide apenas 2 cm de largo. Ya en segundo plano, Arnold & Son da paso al color, los materiales y la piedra.

Los frutos de la geología

Cada uno de los cinco modelos Tourbillon Ultrafino Dragon & Phoenix luce una esfera de piedra dura distinta. La broncita, la eudialita, la marcasita, la pietersita y la verdita son minerales coloridos y con efectos superficiales profundos, poco conocidos y raramente usados en relojería. Estas piedras poseen un poder evocador que ha conquistado a Arnold & Son. Las inclusiones nacaradas, rojizas y negras que irrumpen en el beis dominante de la broncita. La marcasita, negra y gris, en la que brotan excrecencias como piedras que aparecen en un terreno llano. Las grandes nubes iridiscentes que emergen del gris azulado profundo de la pietersita. El verde colorido y cambiante de la verdita. Y la intensidad de la eudialita, en la que los gradientes de morado contrastan con el jaspeado de vetas blancas.

Proporciones

Todas las versiones se complementan con una correa de aligátor de escamas grandes en tonos a juego con los de las esferas y con pespunte de hilo de oro de 18 quilates. La correa está unida a una caja de oro rojo 5N de 42 mm de diámetro y 8,60 mm de grosor. Esta finura es digna de mención, más aún teniendo en cuenta que los relojes Tourbillon Ultrafino Dragon & Phoenix están, en efecto, dotados de un calibre tourbillon. Este mecanismo proporciona la precisión de la marcha cronométrica, el refinamiento de un esqueletizado, la nobleza mecánica y, para garantizar una medición del tiempo exacta, la simetría. Un prodigio posible gracias al diseño abombado: el puente del tourbillon sobresale ligeramente por encima de la superficie de la esfera y se alinea con el grosor de la esfera excéntrica, igualmente abombada. Por su parte, las criaturas mitológicas esculpidas en oro equilibran las masas en el eje horizontal. La concordancia de las proporciones, las dinámicas y la composición se fundamentan en un profundo sentido de la estética, así como de la mecánica.

Encaje mecánico

Las esferas confeccionadas con piedras inusuales guarecen el calibre A&S8200. Con un grosor de 2,97 mm, se trata de uno de los calibres regulados por un tourbillon más finos. El calibre A&S8200, como todos los movimientos utilizados por Arnold & Son, se ha desarrollado, fabricado, decorado, ensamblado, ajustado y encajado íntegramente en la manufactura de La Chaux-de-Fonds. Este calibre emplea un gran barrilete y una frecuencia de oscilación de 3 Hz, que permite una reserva de marcha de 90 horas, una auténtica proeza en el caso de un tourbillon de semejante finura. De hecho, se ha logrado intensificar su finura por medio del esqueletizado del puente del tourbillon y el grabado a mano de su puente posterior. La luz atraviesa el Tourbillon Ultrafino Dragon & Phoenix para iluminar la escena mitológica que se representa en la esfera y entrelaza un encaje mecánico en mitad de un paisaje mineral.

Precio, CHF 99.000 francos suizos. Ediciones limitadas 5 unidades de cada modelo.

Referencias:

  • Broncita: 1UTAR.Z01A.
  • Eudialita: 1UTAR.Z02A.
  • Marcasita: 1UTAR.Z03A.
  • Pietersita: 1UTAR.Z04A.
  • Verdita: 1UTAR.Z05A.

Vídeo disponible en el Canal YouTube de Nuevos Relojes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.