ZENITH El Primero Chronomaster 1969

El nuevo cronógrafo El Primero Chronomaster 1969 es una síntesis de la genética de Zenith: los colores históricos del primer cronógrafo se asocian por primera vez a esta emblemática abertura en la esfera sobre el corazón del movimiento, que permite entrever los latidos perfectamente sincronizados y la magia de sus rodamientos. Los dos contadores del cronógrafo (30 minutos a las 3 h y 12 horas a las 6 h) presentan los mismos tonos que el modelo original de 1969, es decir azul oscuro y antracita. Y se ha reforzado el aspecto estético. Los relojeros de Zenith han repensado la construcción del calibre y desplazado el órgano regulador y sus 10 alternancias por segundo a la periferia del movimiento. El nuevo movimiento cronógrafo automático, pensado, concebido y elaborado por Zenith (El Primero 4061) completa esta nueva ejecución a la vez contemporánea y clásica.

ZENITH El Primero Chronomaster 1969

Movimiento automático, El Primero 4061, 282 piezas, 31 rubíes, 36.000 vib/h, 50 horas de reserva de marcha, masa oscilante con decoración “Côtes de Genève”.
Funciones: oras, minutos, segundos, cronógrafo y taquímetro
Caja de acero inoxidable, 42 mm.
Cristal zafiro abovedado con tratamiento antirreflejos en ambas caras y trasera transparente.
Sumergible hasta 100 m / 10 ATM.
Esfera Plateada “soleil” y calada.
Índices y agujas rodiados, facetados y recubiertos de Superluminova.
Contador 30 minutos a las 3 h, 12 horas a las 6 h y segundero a las 9 h
Corre aligátor negro con forro de caucho y bucle de acero o deployante.

 dial ZENITH El Primero Chronomaster 1969 esfera

Etiquetas:,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.