Teléfono inteligente y reloj de pulsera concectados con el reloj BREITLING B55 Connected

Breitling aplica una nueva filosofía en su primer cronógrafo conectado, poniendo el Smartphone al servicio del reloj con miras a potenciar su funcionalidad y ergonomía. El instrumento del futuro. En 2014, Breitling presentó el Calibre B50, un movimiento de cronógrafo electrónico multifunción con doble sistema de visualización analógico y digital. Este motor exclusivo ha puesto a disposición de los pilotos un amplio surtido de funciones novedosas de un confort de uso y de lectura sin precedentes. Pero era necesario también que éste abriera la vía a otros desarrollos punteros. Misión cumplida gracias al lanzamiento del B55 Connected, un cronógrafo  conectado de nueva generación.

Teléfono inteligente y reloj de pulsera concectados con el reloj BREITLING B55 Connected

La idea de Breitling no era en absoluto hacer del reloj una extensión del teléfono –ni que fuera menos eficaz que este último. El cronógrafo sigue siendo el dueño absoluto y la conexión con un Smartphone tiene como objetivo primordial mejorar la convivialidad. Gracias a la comunicación bidireccional, los dos instrumentos forman un dúo perfectamente complementario, y cada uno de ellos es utilizado en función de sus capacidades. Dado que la principal ventaja del Smartphone es el tamaño de su pantalla y la ergonomía de su interface, el usuario del B55 Connected puede recurrir a su teléfono para efectuar ciertos ajustes (puesta en hora, husos horarios, alarmas, parámetros de visualización y funcionamiento, modo noche, etc.). El resultado es un aumento sustancial en términos de confort y de eficacia. A la inversa, el usuario puede igualmente descargar del cronógrafo al Smartphone los resultados de diversas mediciones (tiempos de vuelo, etc.) para poderlos leer más fácilmente, almacenarlos o transmitirlos. El nuevo sistema de reloj conectado ideado por Breitling permite así un mejor uso de las funcionalidades del cronógrafo, al estilo de los auténticos instrumentos para profesionales. El B55 Connected destaca igualmente por su look ultra técnico, con caja de titanio dotada de un revestimiento negro a base de carbono y esfera adornada con un símbolo azul que representa la red inalámbrica. Esta nota original azul y negra se repite igualmente en la robusta pulsera de caucho.

reloj BREITLING B55 Connected

El B55 Connected ofrece un amplio surtido de funciones novedosas que lo convierten en el instrumento predilecto de los pilotos –entre ellas un taquímetro electrónico, un sistema countdown/countup que permite encadenar una cuenta atrás y un cronometraje de larga duración (Mission Elapsed Time), así como un dispositivo esencialmente aeronáutico chrono flight, que permite registrar los tiempos de vuelo guardando en memoria la hora de despegue, la hora de aterrizaje y la fecha.

Su sistema de mandos es particularmente sencillo, lógico y coherente, con selección de las funciones mediante rotación de la corona y activación/desactivación por medio de los dos pulsadores. Las dos pantallas de cristales líquidos (LCD), ultra legibles, van dotadas de un sistema de retroiluminación de alta intensidad luminosa que se acciona mediante simple presión en la corona ‒o cuando el usuario inclina su muñeca más de 35º, algo muy práctico cuando se tiene la mano ocupada con el mando del avión o el volante del vehículo. Gracias a un concepto innovador de batería recargable miniaturizada, la recarga puede efectuarse a través de la red o conectándose al puerto USB de un ordenador. El nuevo Calibre exclusivo Breitling B55, un mecanismo SuperQuartz diez veces más preciso que el cuarzo convencional, está certificado cronómetro por el COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros), la más alta instancia en materia de fiabilidad y precisión basada en una normativa internacional.

BREITLING B55 Connected

Video disponible en el Canal YouTube de Nuevos Relojes.

Comentar