TAG HEUER MIKROGIRDER: reinventando el regulador mecánico

En 2011, TAG Heuer presentaba el MIKROTIMER FLYING 1000, el primer cronógrafo mecánico de 500hz del mundo. Un revolucionario cronógrafo mecánico regulador sin sistema de volante alguno y con dos escapes, el Mikrotimer oscila 3,6 millones de veces por hora, haciéndolo 125 veces más rápido que el cronógrafo suizo estándar. La aguja central del cronógrafo completa una rotación total 10 veces por segundo. Una vez comercializado con éxito, el Mikrotimer fue considerado el Mejor Reloj Deportivo Suizo del Año por el Gran Premio de Relojería de Ginebra. La victoria supuso la séptima ocasión en 10 años en que TAG Heuer fue elegida por el jurado de Ginebra por su destreza en ingeniería y diseño.

Tag Heuer Mikrogirder

Ahora llega el vanguardista MIKROGIRDER, el mayor logro en la historia de la relojería suiza hasta la fecha en lo que a ingeniería relojera se refiere, un cambio de tercio tecnológico que promete revolucionar por completo el corazón del reloj: el regulador. Más que el Pendulum o el Mikrotimer, el Mikrogirder representa una completa ruptura con lo convencional, el sistema de Christiaan Huygens, que todavía hoy reina en la industria relojera mecánica.

LA CARRERA HASTA LA FECHA: LA IMPLACABLE BÚSQUEDA DE LA PRECISIÓN DE TAG HEUER

Durante más de 150 años, TAG Heuer ha estado comprometido con un objetivo y una misión primordiales: ofrecer a los clientes los relojes mecánicos más precisos posibles.

En el mundo de la relojería suiza, la precisión era certificada por el Control Oficial de Cronometría Suiza (COSC). La certificación resultante, sin embargo, sólo contempla la funcionalidad del reloj (HMS – Horas – Minutos -Segundos), no la funcionalidad del cronógrafo.

Para garantizar la máxima calidad y precisión del cronógrafo, TAG Heuer está desarrollando un protocolo de referencia que pronto establecerá los más altos estándares de calidad posible. Con el fin de triunfar, TAG Heuer necesita acceder a las piezas de medición más precisas – al menos diez veces más precisas que un cronógrafo actualmente vendido a los clientes. Ésta es una de las razones clave por las que, en el siglo XXI, el I+D de Tag Heuer ha tenido como único propósito centrarse en poner más lejos y más altos los límites de las altas frecuencias… ¡De 4hz a 1.000 hz en sólo 7 años!

Tag Heuer Mikrogirder calibre

TAG HEUER: TRADICIÓN EN DESAFIAR LOS CONVENCIONALISMOS

La regulación de un reloj convencional mecánico se lleva a cabo por medio de un sistema de torsión compuesto por volante y espiral, un método inventado por Christiaan Huygens en 1675. Durante siglos, cada aspecto de este sistema de regulación ha sido modificado, mejorado, optimizado y enaltecido, aun cuando cada nueva mejora se basaba en el concepto original de Huygens, manteniendo esa especie de compromiso, no de ideal. El sistema de Huygens, aunque muy fiable e interesante, tiene sus límites: exactitud, sensibilidad frente a la gravedad y distensión termal, y la imposibilidad virtual de poder alcanzar alguna vez una frecuencia superior a 500 Hz.

Para salvar estos ‘límites’ y llevar la relojería suiza a un nuevo nivel de insuperable excelencia, el premiado equipo de ingenieros y maestros relojeros de TAG Heuer tomó una decisión radical: olvidar la espiral y el volante y, partiendo de una página en blanco y empleando la teoría mecánica, reinventar completamente la regulación mecánica del reloj – tal y como hizo con éxito Christiaan Huygens hace más de 3 siglos.

TAG HEUER MIKROGIRDER: PRIMER PASO HACIA LA MÁS ALTA PRECISIÓN

Concebido, desarrollado y fabricado íntegramente en los laboratorios I+D de la empresa en La Chaux-de-Fonds, Suiza, el MIKROGIRDER es el regulador mecánico más rápido realizado y probado hasta la fecha. Anulando tres siglos de convencionalismo relojero sobre el modo en que se genera, almacena y regula la energía mecánica, el MIKROGIRDER inaugura una nueva y prometedora etapa en relojería, con nuevos movimientos potencialmente poderosos y economizadores de energía, que precisan fracciones de tiempo cada vez más pequeñas.

Exacto hasta una 5/10 000e de segundo sin precedentes, el MIKROGIRDER cuenta con un sistema regulador completamente nuevo – un sistema de acoplamiento mediante un brazo que impulsa y trabaja con un oscilador lineal (frente a la clásica espiral), que vibra isócronamente en un muy pequeño ángulo, a diferencia de un reloj tradicional, que vibra en un ángulo de hasta 320 grados.

Las ventajas son numerosas. En un sistema de espiral clásico, el efecto de gravedad debido a la masa es un efecto dominante. Con el MIKROGIRDER, el problema desaparece. No hay ninguna pérdida de amplitud y la frecuencia del movimiento puede ser modulada en un espectro de frecuencia más amplio, sin sobrecargar el suministro de energía. El resultado es un aumento significativo de la precisión (división del tiempo) y el funcionamiento (exactitud de frecuencia y estabilidad). El rendimiento energético del MIKROGIRDER permitirá a los cronógrafos TAG Heuer lograr ultra-altas frecuencias nunca antes soñadas. Están pendientes diez patentes en torno a este gran paso adelante.

Tag Heuer Mikrogirder perfil

ULTRA-ALTA FRECUENCIA EN UNA ESCALA SIN PRECEDENTES

Las estadísticas son poco menos que asombrosas: 1.000 Hz = 1/2.000ª (5/10.000º) de segundo = 7.200.000 alternancias por hora. En comparación, un reloj normal funciona a 4hz, o sólo 28.800 alternancias por hora. ¡El MIKROGIRDER es 250 veces más rápido!

El sistema de frecuencia dual del MIKROGIRDER asegura la precisión y cronometría a través de 2 cadenas independientes. Como no hay ninguna posibilidad de interferencia entre “la velocidad normal” “y la alta velocidad”, la precisión y exactitud son más altas. La reserva de marcha se incrementa también, y el desgaste se reduce de forma contundente, mientras “la alta velocidad” se obtiene “a demanda”, en vez de estar siempre comprometida. Finalmente, el sistema de frecuencia dual presenta lo último en legibilidad. La fracción más pequeña de tiempo – 1/100R, 1/1.000ª y 1/2.000ª (5/10.000ª) de segundo – se indica con una aguja central que completa una vuelta alrededor de la esfera unas 20 alucinantes veces por segundo. Además, y al igual que el Mikrotimer Flying 1000, la esfera permite una rápida y fácil lectura de las increíbles mediciones gracias a 3 escalas, 2 externas y una a las 6 horas que permite leer la 1/2.000ª de un segundo.

MÁS QUE NUNCA, TAG HEUER DOMINA EL TIEMPO HASTA LA MÁS MÍNIMA FRACCIÓN Y ENCARNA “TECNOLOGÍA & DISEÑO”

Un logro que proporciona un nuevo y asombroso nivel de rendimiento de la alta frecuencia – sin sacrificar la precisión o la eficacia – el TAG HEUER MIKROGIRDER representa en y por sí mismo un gran paso adelante en tecnología. Los potenciales beneficios en el futuro de diseño y funcionalidad del cronógrafo podrían ser enormes, y TAG Heuer, una vez más, lidera el camino.

Fiel a su ADN “de Tecnología y Diseño”, TAG Heuer ha integrado esta obra maestra mecánica de la ingeniería en un nuevo diseño de asombroso cronógrafo asimétrico. Aunque el emplazamiento de la corona a las 12h está inspirado en los relojes deportivos Heuer de 1/100ª de segundo de la década de los años 20, el diseño global es decisivamente vanguardista. La forma no convencional y la amplia apertura facilitan la lectura, mientras que el diseño de la esfera permite ver el sistema regulador del escape “trabajando”. Una nueva obra maestra Concept de TAG Heuer, que muy bien podría convertirse en una pieza comercial como la mayor parte de sus precursores Concept de los últimos 10 años, incluidos el Mónaco V4, el Calibre 360, el Mónaco 24, el Mikrograph 100, y, desde finales de 2011, el Mikrotimer Flying 1000.

Etiquetas:

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.