PARMIGIANI FLEURIER Tonda Chronor Anniversaire

Con motivo de su 20.º aniversario, Parmigiani Fleurier presenta el Tonda Chronor Anniversaire, su nuevo movimiento con cronógrafo integrado, una maravilla de la relojería que muy pocas casas relojeras son capaces de producir en la actualidad. Con un primer modelo «Anniversaire», en el que destaca un movimiento de oro, Parmigiani Fleurier rinde homenaje a la tradición del cronógrafo.

PARMIGIANI FLEURIER Tonda Chronor Anniversaire

LA CONQUISTA DEL EVEREST RELOJERO

Un cronógrafo integrado es el santo grial de una manufactura relojera, puesto que es una de las complicaciones más delicadas de realizar a escala industrial. El cronógrafo posee una cinemática en cadena en la que cada acción determina y desencadena la siguiente; por este motivo, cada secuencia debe sincronizarse y ajustarse con exactitud. Cualquier imperfección, por mínima que sea, no pasa desapercibida y crea un efecto dominó que deteriora todo el movimiento.

Prestigioso y con una tecnicidad impresionante, el cronógrafo integrado dice mucho acerca del potencial de la manufactura Parmigiani Fleurier. Este prodigio evoca el dominio relojero que ha permitido su creación; asimismo, pone de manifiesto que un proceso de fabricación es realmente excepcional ya que implica años de savoir-faire acumulado. Abre las puertas a una era en la que el relojero, el técnico y el artesano caminan de la mano.

ETAPAS DE UN CRONÓGRAFO INTEGRADO

La consigna básica era simple: no debía existir módulo adicional. Cada elemento debía estar integrado en el movimiento y caber en una única platina. Así pues, a partir de una hoja en blanco y tras un sinfín de investigaciones, los fabricantes han desarrollado el primer cronógrafo integrado de la manufactura Parmigiani. Este movimiento de cuerda manual incluye un cronógrafo, una función ratrapante y una fecha grande, y todo ello en una única platina.

Este movimiento PF361 atesora diversos avances tecnológicos de vanguardia que garantizan su fiabilidad y que demuestran que la industria relojera se encuentra en la cumbre de su arte.

PARMIGIANI FLEURIER Tonda Chronor Anniversaire

  • Un movimiento de 5 hercios, 36 000 alternancias por hora

Cuanto más elevada es la frecuencia de oscilación, mayor es la precisión del cronógrafo. Una frecuencia de 5 Hz, muy poco habitual en un calibre de estas características, significa que el segundero del cronógrafo da 10 saltos o «pasos» por segundo y permite obtener una precisión de lectura de décimas de segundo. Las perturbaciones exteriores, como la gravedad o los golpes, afectan en menor medida a su marcha y la aguja se desplaza con fluidez, lo que contrasta con las marcadas sacudidas de un cronógrafo de frecuencia inferior.

  • Ruedas de pilares en lugar de una leva

El movimiento se organiza en torno a una rueda de pilares central que es el cerebro del cronógrafo, la pieza de sincronización de todos sus elementos. Esta pieza es más compleja de realizar y más preciosa que una simple leva y confiere nobleza al movimiento debido al savoir-faire que requiere. Por otro lado, la rueda de pilares ofrece una mayor sensación de suavidad en el uso. Podemos hablar de ergonomía de activación del cronógrafo.

Este movimiento consta de dos ruedas de pilares, una para regir el cronógrafo y la otra para controlar la función ratrapante en perfecta concordancia.

  • Un embrague vertical en lugar de un embrague horizontal

La realización del embrague vertical es muy compleja, pero técnicamente es más preciso que su derivado, el embrague horizontal. La acción de este dispositivo refuerza la precisión de las mediciones y permite un arranque inmediato del cronógrafo sin el menor salto inicial.

  • Un volante sujetado por un puente atravesado en lugar de un punto de fijación simple, denominado «coq».

Con su doble punto de fijación en el puente atravesado, el volante, órgano regulador del movimiento, es más estable y robusto. Su funcionamiento no se altera al recibir un golpe, una característica acorde a los imperativos de una pieza deportiva como es el cronógrafo.

Por otro lado, este puente atravesado se ha diseñado para regularse en altura y ajustarse de este modo a la perfección al resto del movimiento. La precisión del conjunto es total.

LA FUNCIÓN RATRAPANTE

Perfectamente integrada en el movimiento PF361 del Tonda Chronor Anniversaire, la función ratrapante enriquece el cronógrafo con su potencial de medición de tiempos intermedios. El principio se basa en una aguja adicional denominada «aguja ratrapante», que se superpone a la trotadora del cronógrafo y se confunde con ella permanentemente (durante la marcha, la parada y la puesta a cero). No obstante, después de haber puesto en marcha la trotadora, si se acciona el pulsador suplementario de la ratrapante situado en la corona, la aguja oculta se desmarca: se detiene mientras la trotadora sigue su marcha. Tras la lectura de este tiempo intermedio, si se presiona una segunda vez el pulsador de la corona, la aguja ratrapante vuelve a colocarse sobre la trotadora, que ha continuado su recorrido. La maniobra puede repetirse tantas veces como sea necesario.

La segunda rueda de pilares del movimiento controla la aguja ratrapante de acuerdo con un mecanismo que la ajusta a la trotadora del cronógrafo y la desembraga en las mediciones intermedias. Esta complicación implica una cadena cinemática adicional a la del cronógrafo y representa un desafío de ajuste enorme.

LA FECHA GRANDE

Este movimiento cuenta con una fecha grande que está integrada también en el movimiento, en lugar de añadida como módulo suplementario. El objetivo de este avance es ganar delicadeza sin perder la fiabilidad técnica.

Lograr introducir una fecha grande en un calibre con cronógrafo integrado supone un desafío en lo que respecta a la disposición, dadas las limitaciones espaciales existentes. Los fabricantes de relojería han maximizado la superficie aprovechable para que los discos de 13 mm de diámetro puedan colocarse de forma impecable. La fecha grande aparece en las 12 horas detrás de una doble ventanilla con apliques de oro.

EL MOVIMIENTO DE ORO ESPECIAL ANIVERSARIO

El lanzamiento de este primer cronógrafo integrado coincide con los 20 años de Parmigiani Fleurier. Con la denominación «Tonda Chronor Anniversaire», este primer modelo incorpora un movimiento de oro para subrayar su prestigio. El trabajo en el oro en un proceso de manufactura es una complicación desde todos los puntos de vista. El oro se adhiere a las herramientas, es maleable y sufre todo tipo de deformaciones; requiere un recalibrado completo de las máquinas y una revisión de todos los parámetros de corte. Lograr fabricar un movimiento de oro así de complejo es la demostración de un savoir-faire considerable.

Su decoración, no por ello menos técnica, hace necesarias más de 50 horas de trabajo por unidad. Cada movimiento presenta un recorte concéntrico de los puentes desde el volante, que queda de esta forma resaltado como el epicentro del fresco. Estos puentes están calados para mostrar el mecanismo que late en su superficie, así como las dos ruedas de pilares simétricas respecto al eje de la corona. El conjunto se sublima mediante un arenado, un satinado y ángulos entrantes en los puentes que ofrecen un juego de luz acentuado por los reflejos del oro.

PARMIGIANI FLEURIER Tonda Chronor Anniversaire

ESTÉTICA

El Tonda Chronor Anniversaire con movimiento de oro se encuentra disponible con dos cajas, una de oro blanco y otra de oro rosa, y se producirán en exclusiva para esta edición Anniversaire únicamente 25 ejemplares de cada una.

Las esferas presentan un esmalte grand feu con dos tonos que combinan con las cajas. Por un lado el blanco, convertido en una especialidad de Parmigiani Fleurier, con la textura lisa y luminosa que le confiere el esmalte. Y por el otro, el azul, un azul profundo que deriva hacia el morado oscuro y que cambia según el ángulo en que incide la luz. Este color, bautizado como «Bleu Roi» (azul rey), es una nueva adición a la riquísima paleta de colores de Parmigiani Fleurier y se ha creado especialmente para el Tonda Chronor Anniversaire.

Otra característica estética específica es que la hebilla de hebijón tiene la forma de la icónica asa de Parmigiani Fleurier. Este avance preside la pieza Anniversaire haciendo un guiño estético a sus fuentes y se seguirá utilizando en futuros modelos.

Por último, a modo de gran exclusiva y solo para este modelo Anniversaire, la firma de Michel Parmigiani aparece en el tambor de barrilete, rodeada por una miríada de asas representativas del perfil de reloj Parmigiani Fleurier. La firma, así como los elementos que la rodean, no está grabada, sino puesta en relieve; esto significa que todo el material cercano se ha rebajado con láser, de modo que los emblemas quedan en relieve. Toda esta constelación de símbolos va desvelándose, a medida que el barrilete gira sobre sí mismo, detrás del estudiado calado del movimiento de oro.

Referencias: PFH282-1002500-HA1441 (oro rosa, esfera azul); PFH282-1002400-HA4041 (oro rosa, esfera blanca); PFH282-1202500-HA1441 (oro blanco, esfera azul); PFH282-1202400-HA4041 (oro blanco, esfera blanca).

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.