Montecristo Crono Automático de LOCMAN

Para la creación de su primer cronógrafo mecánico automático, la SIO -Escuela Italiana de Relojería- parte del grupo LOCMAN, se asoció con DePa Swiss Movements, una empresa de artesanos suizos especializada en el concepto y desarrollo de movimientos. La SIO fue fundada por Locman en 2006 con la intención de establer un centro de investigación y constante monitoreo de la calidad de sus relojes. Con los años, la SIO ha certificado y también desarrollado los mecanismos de sus principales colecciones, asociándose con empresas para proyectos especiales. Marco Mantovani, presidente de Locman, comenta: “Hemos sido capaces de desarrollar un completo y robusto módulo de cuerda automática. Nuestros ingenieros también se centraron en el peso del rotor con el fin de optimizar el mecanismo de carga automática para alcanzar un promedio de hasta 50 horas”. La masa oscilante se ha mejorado con un tono amarillo brillante y personalizado con el logotipo Locman Italia. La referencia del calibre, SIO/DPch 88, se indica en la platina movimiento.

reloj Montecristo Crono Automático de LOCMAN

Después de actualizar el movimiento del Montecristo, los ingenieros SIO dieron un paso más allá y también revisaron el diseño, dándole
alguna ventaja competitiva adicional. La esfera esmaltada cuenta con una decoración rayos de sol el contador de minutos se coloca a las 3 y el subdial de pequeños segundo a las 9, mientras que la escala taquimétrica – ausente en la versión de cuarzo – aparece alrededor del anillo embellecedor interior de este modelo.

La caja está hechs en titanio y en acero AISI 316L, materiales exclusivos, no alergénicos, que normalmente se encuentran
en instrumentos quirúrgicos, y está rematado por un cristal plano
con un tratamiento especial de zafiro para dar al material una
dureza comparable a la del zafiro natural, así como un aumento exponencial en su transparencia. Resistente al agua hasta 10 atmósferas o 100 metros, la caja del Montecristo Crono se remata con una correa de silicona o de Lorica alta tecnología, destacando su peculiar caja de tres asas.

Comentar