LOUIS MOINET Memoris Red Eclipse

“Memoris Red Eclipse” se ha convertido en el reloj conmemorativo de Louis Moinet, celebrando el bicentenario de la invención del cronógrafo. Se trata de una edición muy limitada de doce relojes totalmente grabados a mano. Este exclusivo reloj se presentó en un acto de astronomía organizado por Louis Moinet en el Observatorio de Neuchâtel con ocasión del eclipse lunar del 16 de septiembre pasado. Para coronarlo todo, el reloj fue seleccionado para el prestigioso certamen Grand Prix d’Horlogerie de Ginebra, en la categoría Cronógrafo.

LOUIS MOINET Memoris Red Eclipse

Esta versión de prestigio cuenta con un caja a medida, totalmente grabada a mano y que representa el tema del eclipse lunar. Todos los acabados del movimiento también son hechos a mano utilizando auténticos procesos tradicionales de relojería fina, una disciplina a la que ahora pertenece Ateliers Moinet, según el último Libro Blanco de la Fundación de la Alta Relojería, publicado el 22 de junio.

LOUIS MOINET Memoris Red Eclipse

El biselado lleva el mecanismo a la vida, sobre un misterioso fondo estrellado. Se trata de una herramienta que, a pesar de tener doscientos años, acaba de encontrar una nueva aplicación gracias a Memoris. El proceso único crea un efecto espectacular que hace que las estrellas brillen de innumerables maneras, dependiendo del ángulo en el que se vean.

LOUIS MOINET Memoris Red Eclipse

Este año 2016 marca el bicentenario de la invención del cronógrafo en 1816 por el propio Louis Moinet. Su Compteur de Tierces es unánimemente reconocido como el primer cronógrafo de la historia, además de ser el pionero de la alta frecuencia, con 216.000 vibraciones por hora. El Observatorio de Neuchâtel es una pieza importante del patrimonio cultural. Originalmente conocido como Observatoire Astronomique et Chronométrique, fue construido en 1858, diez años después de que Louis Moinet publicaría su legendario Traité d’Horlogerie.

Etiquetas:

Comentar