IWC Portugieser Yacht Club Chronograph Edition «Orlebar Brown»

Tras el lanzamiento de su nueva colección Portugieser, IWC Schaffhausen ha unido fuerzas con sus socios Solaris Yachts y Orlebar Brown para hacer tangible el universo náutico del Portugieser de una manera única. En estrecha colaboración, las tres marcas han creado una moderna experiencia de navegación que incluye un velero Solaris 55 personalizado, una edición especial del Portugieser Yacht Club Cronógrafo y una colección cápsula de nueve prendas de estilo vacacional.

Velas bien ajustadas, las manos firmes sobre el timón: la proa avanza cortando el viento y el velero empieza a coger velocidad. El IWC Portugieser está profundamente enraizado en el mundo de la náutica, la navegación y la vela. El diseño sencillo y funcional del primer Portugieser se inspiraba en los relojes de cubierta de la época, instrumentos náuticos de precisión que se usaban para calcular la longitud en los barcos. Durante más de 80 años, el Portugieser ha sido el instrumento preferido de los navegantes que buscan enfrentarse a los elementos y zarpar hacia nuevos horizontes.

«Una de las especialidades de IWC es la creación de mundos auténticos y emocionales en torno a nuestros productos; así lo hicimos, por ejemplo, con la primera vuelta al mundo en Spitfire o con nuestro equipo de automovilismo IWC Racing. Para el lanzamiento de esta nueva colección Portugieser, nos hemos asociado con Solaris Yachts y Orlebar Brown para crear un universo de navegación a vela que condense a la perfección la herencia náutica de nuestra familia de relojes más icónica y la haga tangible de una forma nunca antes vista», cuenta Christoph Grainger-Herr, CEO de IWC Schaffhausen.

Con ocasión del inicio de esta colaboración, IWC ha presentado el Portugieser Yacht Club Chronograph Edition «Orlebar Brown» (ref. IW30704). La caja de acero inoxidable se complementa con una esfera azul marino y una hebilla de ajuste lateral que luce ambas marcas y presenta toques de color en blanco y rojo, colores utilizados a menudo en la gama de productos de Orlebar Brown. Este cronógrafo náutico, con una caja de elegantes proporciones, se combina con una correa de caucho azul con incrustaciones textiles. Gracias a su diseño resistente y a una hermeticidad de 6 bar, este reloj es ideal tanto para una aventura cargada de acción en la cubierta de un yate como para relajarse en la playa o en la piscina. El calibre de manufactura IWC 8361 con función flyback indica las horas y los minutos combinados sobre una subesfera a las 12 h y cuenta con una reserva de marcha de 68 horas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.