Chronoliner de BREITLING

Inspirado en un modelo de los años 1950-1960, una época en la que Breitling era ya el “proveedor oficial de la aviación mundial”, el nuevo Chronoliner perpetúa su tradición dentro de un espíritu resueltamente actual. Un cronógrafo con certificado de cronómetro para medir los tiempos de vuelo, un segundo huso horario con graduación 24 horas para estar siempre conectado con todo el planeta, un bisel de cerámica negra high tech irrayable: el nuevo Chronoliner hace una  reinterpretación original y moderna del espíritu de la aeronáutica.

reloj Chronoliner de BREITLING

Los avances de la aviación a lo largo de más de medio siglo han sido fulgurantes. Los aviones han incrementado sus prestaciones de manera vertiginosa. Los paneles de instrumentos con contadores de agujas y los mandos manuales de los Super Constellation y de los primeros reactores han sido sustituidos por pantallas de ordenador y palancas de mando electrónicas. Sin embargo, hay dos cosas que no han cambiado. Los comandantes de a bordo siguen vistiendo los mismos uniformes prestigiosos y llevando en su muñeca un cronógrafo Breitling.

Chronoliner de BREITLING

Sus señas de identidad: un ancho bisel bidireccional de cerámica high tech irrayable –uno de los materiales de síntesis más duros‒ con perfil estrellado para facilitar su manejo y cifras de cerámica blanca de gran contraste. El segundo huso horario se lee fácilmente gracias a la aguja con extremo rojo y a este bisel giratorio con graduación 24 horas dotado de un sistema de muescado ultrapreciso. Para dar la vuelta al mundo cómodamente en avión transatlántico.

Las prestaciones del cronógrafo oficialmente certificado cronómetro por el COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros) al igual que todos los mecanismos Breitling, aparecen indicadas en unos contadores posicionados en 12h, 9h y 6h. Monta el movimiento automático calibre Breitling 24, con una reserva de marcha de 42 horas, frecuencia de 28.800 vph y 25 rubíes. Cronógrafo: 1/4 de segundo, 30 minutos, 12 horas.

Chronoliner de BREITLING

La esfera se distingue por su alta legibilidad digna de los  instrumentos de vuelo más avanzados, con índices luminiscentes blancos que destacan sobre el fondo negro, agujas de horas/minutos sobredimensionadas y agujas de contadores igualmente con revestimiento luminiscente.

Chronoliner de BREITLING

La robusta caja de acero pulido, con sus 46 mm de diámetro y un grosor de 15,95 mm, destaca a la perfección en la muñeca de los profesionales. Hermético hasta 100 metros o 10 ATM. El fondo lleva grabados los aviones estilizados que durante largo tiempo fueron la seña de identidad de Breitling. Esta nota inédita e intemporal va reforzada con una pulsera de acero trenzado de gran carácter y a la vez cómoda de llevar. Nuevo Chronoliner: el verdadero reloj del comandante de a bordo.

Etiquetas:, , ,

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.