BREITLING Exospace B55

Al crear su primer cronógrafo conectado, Breitling ha aplicado una nueva filosofía que pone el smartphone al servicio del reloj, con miras a incrementar su funcionalidad y convivialidad. Con el Exospace B55 la marca reafirma su posición a la vanguardia de la electrónica. El instrumento del futuro, para los profesionales de la aviación. El Exospace B55 ha sido totalmente desarrollado, ensamblado, terminado y testado en Suiza. La fabricación de los ébauches del movimiento se realiza en los talleres de Breitling Chronométrie. La aplicación para smartphone ha sido igualmente desarrollada y realizada en Suiza. Una evidencia para Breitling, que siempre ha defendido la tradición y la innovación Swiss Made.

BREITLING Exospace B55

La excelencia ha sido siempre el objetivo de Breitling en cada uno de sus avances técnicos, la misma por la que ha apostado la marca para desarrollar su primer cronógrafo conectado. Y es que de lo que se trata no es de hacer del reloj una extensión dependiente de un smartphone –y menos eficaz que este último. El cronógrafo sigue siendo el líder absoluto y la conexión con un smartphone tiene como objetivo primordial mejorar su funcionalidad. Gracias a la comunicación bidireccional, los dos instrumentos forman un dúo perfectamente complementario en el que cada uno de ellos es utilizado por lo que mejor sabe hacer. Dado que la principal ventaja del smartphone es el tamaño de su pantalla y la ergonomía de su interfaz, el usuario del Exospace B55 puede utilizar su teléfono para efectuar ciertos ajustes (puesta en hora, husos horarios, alarmas, parámetros de visualización y funcionamiento, modo noche). Resultado: un incremento sustancial en términos de confort y de eficacia.

BREITLING Exospace B55

A la inversa, el usuario puede igualmente descargar del cronógrafo al smartphone los resultados de diversas mediciones (tiempos de vuelo, tiempos cronometrados con tiempos intermedios, tiempos de vuelta, etc.) para poderlos leer más fácilmente, almacenarlos o transmitirlos. El nuevo sistema de reloj conectado ideado por Breitling permite así un mejor uso de las funcionalidades del cronógrafo, al estilo de los auténticos instrumentos para profesionales. Verdadero compañero de vida, el cronógrafo electrónico multifunción Exospace B55 recibe igualmente notificaciones en caso de entradas en el smartphone de correos electrónicos, mensajes (SMS, WhatsApp),  llamadas telefónicas (con el nombre o el número del llamante) o para informar de la próxima cita.

El instrumento último de los pilotos

Este cronógrafo conectado de nueva generación se distingue por su diseño resueltamente técnico, con una caja robusta y ligera de titanio negro (46 mm de diámetro y grosor de 15,25mm) equipada con un bisel giratorio con índices móviles y una pulsera exclusiva TwinPro de caucho bicolor. Máximo exponente en materia de innovación, alberga un Calibre B55 exclusivo con visualización analógica y digital, y ofrece toda una gama de funciones inéditas especialmente pensadas para los pilotos –entre ellas un taquímetro electrónico, un cronógrafo capaz de registrar hasta 50 tiempos intermedios y un sistema «countdown/countup» que permite encadenar una cuenta atrás y un cronometraje. Un dispositivo esencialmente aeronáutico «chrono flight» permite registrar «tiempos  bloque» (tiempos transcurridos desde el momento en que el avión comienza a desplazarse para el despegue hasta el momento en que se inmoviliza al final de misión) y tiempos de vuelo, guardando en memoria la fecha y la hora de salida, la hora de llegada, así como la hora de despegue y de aterrizaje (funciones Block y Flight Times).

La funcionalidad se ve reforzada por un sistema de mandos particularmente sencillo y lógico, con selección de las funciones mediante rotación de la corona y activación/desactivación por medio de los dos pulsadores. Las dos pantallas de cristales líquidos (LCD), ultra legibles, van dotadas de un sistema de retroiluminación que se acciona mediante una simple presión en la corona ‒o cuando el usuario inclina su muñeca más de 35º (función Tilt), algo muy práctico cuando se tiene la mano ocupada con el mando del avión o el volante del vehículo. Alimentado por una batería recargable, el nuevo Calibre multifunción exclusivo Breitling B55, un mecanismo SuperQuartz diez veces más preciso que el cuarzo convencional, está certificado cronómetro por el COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros).  Una manera de mantener el rumbo con precisión, fiabilidad y excelencia.

Por último, el reloj es sumergible hasta los 100 metros (10 ATM). Algunas de las funciones restantes son cuenta atrás (timer), 7 alarmas-despertador diarias, CountDown CountUp Clock (max. 99 días 23h 59 min. 59,99 seg.) con alarma-despertador independiente, hora universal UTC; posibilidad de hermanamiento (Bluetooth Low Energy) con un Smartphone (Aplicación dedicada) para transferencia de datos y ajustes «a distancia». En cunato al cronógrafo, 1/100 seg. máx. 99h 59 min. 59 seg., función flyback, taquímetro electrónico, cronógrafo (de vuelta, tiempos de vuelo)

Comentar