Heritage Diver 1967 de LONGINES

Longines se vale de su rica historia relojera para proponer reediciones de sus piezas emblemáticas. The Longines Heritage Diver 1967 se inspira en un modelo de reloj destinado al submarinismo y producido a partir de 1967. Su bisel de submarinismo burdeos graduado contrasta elegantemente con su esfera negra opalina y con sus contadores plateados. Este cronógrafo también está equipado con una función de taquímetro. En el museo Longines de Saint-Imier se conserva una pieza original del modelo.

 reloj buceo Heritage Diver 1967 de LONGINES

Desde siempre, Longines ha producido cronógrafos destinados a acompañar los logros de los pioneros. Tras haber explorado la tierra y los cielos durante los años veinte y treinta, los deportistas se orientan hacia las profundidades oceánicas a partir de los años cincuenta, gracias a la aparición de la inmersión con aire comprimido. Un giro que favoreció el desarrollo de los relojes de submarinismo. Longines obtuvo entonces un gran éxito con la producción de relojes de submarinismo tan fiables como elegantes.

Hoy, Longines reedita un reloj de submarinismo de 1967, uno de cuyos ejemplares se conserva en el museo de la marca relojera suiza en Saint-Imier. Los relojes de submarinismo de la época retoman el sistema de los relojes de piloto, especialmente el bisel giratorio dentado con una división en minutos. Este dispositivo permite calcular la duración de la inmersión. La escala taquimétrica del resalto interior sirve, por su parte, para calcular la velocidad del buzo: el cronógrafo tiene que iniciarse en el punto de salida y detenerse una vez recorrida la distancia de un kilómetro. La manecilla indica entonces la velocidad media.

Heritage Diver 1967 de LONGINES

Con un diámetro de 42 mm, la caja de The Longines Heritage Diver 1967 alberga un movimiento de carga automática L688.2. Este cronógrafo presenta un diseño muy original, reflejo del modelo en el que se inspira. Sus contadores asimétricos plateados destacan sobre el negro opalino de su esfera. El bisel burdeos graduado y la escala taquimétrica plateada de este modelo añaden elegantes toques de color al conjunto. Con el espíritu de los relojes de submarinismo, las manecillas y los índices están recubiertos de Super-LumiNova, mientras que el fondo y la corona de la pieza se enroscan para garantizar una estanqueidad hasta 30 bares. Los relojes están dotados de un brazalete de acero o de una pulsera de piel negra o de caucho. Un grabado con la imagen de un submarinista adorna el fondo de la caja en recuerdo de los primeros relojes de buzo producidos por Longines.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.