Stealth Professional 300m de LOCMAN

Actualizado, dinámico, robusto: el nuevo Stealth Professional 300m de LOCMAN cruza un umbral significativo para entrar en el prestigioso sector de los relojes que se dirigen a los profesionales de buceo. Estos son los relojes para inmersiones hasta una profundidad de 300 metros. Representan un importante paso en el crecimiento de esta compañía con sede en Elba que fue fundada hace casi 30 años y que ha logrado algunos resultados impresionantes, tanto en términos de diseño de la construcción de cajas como más recientemente, en el campo del desarrollo de movimientos. Para lograr los mejores niveles de resistencia al agua, los ingenieros de SIO (escuela italiana de relojería fundada por LOCMAN en 2006), han trabajado en todos los componentes de la caja con el fin de reforzarlos.

reloj buceo Stealth Professional 300m de LOCMAN

La corona roscada ha sido ampliada y equipada con una junta tórica doble de silicona. El cristal del reloj es más transparente gracias a un tratamiento especial de zafiro, y también es ahora más grueso sin perder claridad. El grosor de la caja fabricada en acero quirúrgico 316L y en titanio ultraligero, también ha sido aumentado.

El robusto bisel unidireccional de 60 minutos está fabricado con ABS, un material termoplástico innovador, ligero, ultra resistente a los impactos, presión y, sobre todo, a variaciones de temperatura. Su patrón de moleteado asegura un mejor agarre durante las inmersiones y fue diseñado para garantizar el “clic” más suave y estable posible.

La gran esfera tiene por objeto garantizar una óptima legibilidad incluso en condiciones de escasa visibilidad: las agujas y los marcadores son luminosas gracias al recubrimiento con Superluminova. La fecha está coronada por una lente de aumento.

La caja de generoso tamaño, 46mm, alberga un movimiento automático S.I.O. calibre 1 con funciones de horas, minutos, segundos y de fecha. El reloj de buceo Stealth Professional 300m viene con una correa de silicona hipoalergénica o en cuero natural.

Etiquetas:,

Comentar